En un enclave envidiable se sitúa esta localidad alicantina, con una riqueza natural y belleza para admirar. Si visitas este lugar es obligatorio ver el Santuario de la Mare de Déu Castell, con una historia muy extensa. Por si fuera poco, cuenta. Continuar leyendo