Si hay algo que no puede olvidarse nunca en el albergue y llevar encima al hacer el camino de Santiago, pese a lo que suele quedarse en más de una litera, eso es la Credencial del peregrino. Esta cartilla rectangular y doblada como un acordeón es...Continuar leyendo