De nuevo calma. De nuevo la viajera del arte ha girado la cabeza y lo que se ha encontrado es otro lugar que explorar. Muy lejos está ya el jolgorio de la marabunta celebrando San Isidro en la primavera de 1788. Ahora ve el mar, pero sabe que no se...Continuar leyendo