Independientemente de la edad, a todos nos suenan los pegadizos silbidos de Verano Azul. Para los que crecieron en los ochenta (y para los que no) esta serie se ha convertido en uno de los clásicos de la televisión imposibles de olvidar. Seguro. Continuar leyendo