El patetismo convertido en memorable espectáculo; esta es la idea con la que salí ayer del Teatro Bellas Artes de Madrid después de ver el Zoo de cristal. Una función de las que te dejan pensativo y provocan reflexiones variadas acerca de. Continuar leyendo