La noche de San Juan era, en sus orígenes precristianos, una festividad pagana relacionada con el solsticio de verano (21 de junio), a partir del cual los días se van haciendo más cortos. La celebración de esta noche que, a pesar de su. Continuar leyendo