En el teatro con mayúsculas la potencia escénica de las ideas fuerza representadas puede llegar a convertir en excusa a los personajes históricos y a los ambientes empleados por los responsables de la dramaturgia; siendo esta la combinación. Continuar leyendo