Resulta insólito que la obra más esperada de la temporada de otoño 2015 en Broadway sea adaptada y representada solo tres meses después en Madrid; una muestra más de que nuestro teatro está como nunca. Y tras las encendidas. Continuar leyendo