El gobierno municipal de Palma de Mallorca ha sorprendido este martes con una controvertida medida. El ayuntamiento de la capital balear ha decidido prohibir, a partir del próximo mes de julio, el alquiler turístico de apartamentos vacacionales.. Continuar leyendo