La Zarzuela a debate: 5 opiniones del arte musical español

Los trámites para incluir la zarzuela como Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) van viento en popa y a toda vela. Los planes de fusión del Teatro Real y el Teatro de la Zarzuela no han dejado a nadie indiferente. Las huelgas iniciadas por los trabajadores del Instituto de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) revelan un panorama en el que la zarzuela ¡quiere ser salvada! (aunque no por todos).

Tradición, futuro, renovación o dinero son algunas de las claves que separan a partidarios y detractores de este ensalzamiento de la zarzuela como Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI). Entre musicólogos, expertos y críticos del panorama cultural y musical destacan estas 5 opiniones sobre este arte musical español:

“¡Salvemos la zarzuela!”

El grito iniciado en las huelgas del INAEM tienen un objetivo claro: salvar la zarzuela. Emilio Casares, catedrático de Musicología, es el experto elegido para redactar el informe previo a la declaración de la zarzuela como Patrimonio Cultural Inmaterial. Casares, pretende demostrar la importancia del género como marca identitaria española. Defiende la zarzuela como un arte musical vivo y arraigado a la cultura nacional. La entrada más cara, como asegura el musicólogo, no supera los 45 euros y cumple su función de servicio público a través de “productos dignísimos”.  La idea fundamental que promueve la salvación de la zarzuela radica en que “la zarzuela no es un mero hecho artístico de diversión, sino que es una realidad social que nace del pueblo y sirve al pueblo”, asegura Casares.

La zarzuela ¡ha muerto!

Muchos son los que temen que la fusión del Teatro Real y el Teatro de la Zarzuela sea la muerte anunciada de este género emblemático. ¿Se comerá la ópera definitivamente a la zarzuela? ¿Qué papel jugará la zarzuela en la programación? ¿Cómo potenciar un arte que lleva décadas prácticamente inactivo como atractivo popular? Algunos detractores lamentan el giro elitista que el Teatro Real parece haber adoptado. La fusión con el Teatro de la Zarzuela, que aún parece adaptarse al público medio con precios mucho más asequibles, podría ser su perdición. La crítica parece no comprender que se hagan “siete u ocho títulos de zarzuela al año” ni que, salvo en Madrid y en Oviedo, la programación de la zarzuela de forma sistemática sea prácticamente inexistente. Su actitud es clara, la zarzuela ¡ha muerto!

Fieles espectadores

¡Tranquilidad! Los espectadores fieles al Teatro de la Zarzuela siguen presentes. El todavía éxito de este género nacional se traduce en forma de números. Las butacas de la zarzuela el pasado año 2017 ocupaban el 94% de su capacidad total. Pero ojo ¡de los 60 años para arriba! La edad media del público en la temporada 2016-2017 fue de 63 años. La búsqueda de nuevos públicos es uno de los objetivos claves para reinventar la escena de la zarzuela. A través del Proyecto Zarza, cerca de 15.000 jóvenes entre 12 y 18 años, han visto en los dos últimos años representaciones a cargo de cantantes que no superan los 30 años. Además, parece que las últimas temporadas reflejan un rayo de luz del teatro español con perfiles de directores jóvenes como Paco León, Miguel del Arco o Paco Mir.

La no reinvención de un arte “franquista”

Son algunos los que defienden que el fracaso de la zarzuela se debe a la mala imagen generada durante el siglo XX. Carlos Álvarez, uno de los barítonos españoles más reconocido internacionalmente, asegura la identificación del género con una parte “ignominiosa” de la Historia española. La asociación de la zarzuela con la época franquista como “disfraz de la estética del régimen” podría haber sido el camino propicio para su olvido. El 95% de los títulos de zarzuela fueron escritos antes de la Guerra Civil. La influencia y éxito en la época dictatorial dejan a algunos con posturas críticas frente a los clásicos del arte español en escena.

Referente internacional

El público internacional no tiene dudas: la zarzuela española es auténtico arte. La emoción provocada en escenarios de Alemania, Francia, Rusia o Argentina reafirman el poder de la zarzuela donde “no es necesario entender el idioma para que resulte atractivo si está bien hecho”.  Quizás sea en el panorama nacional donde hay debilidades a la hora de su promoción. Begoña Lolo, musicóloga de la Universidad Autónoma de Madrid asegura que “La zarzuela debe ser acometida como proyecto de Estado. Tiene un interés espectacular en el extranjero. Representa la sonoridad que se identifica con la música española, pero también hay que hacerla llegar a muchos rincones de nuestro propio país donde no está con giras”.

Foto principal: Javier del Real

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar