Apabullante REINA JUANA ¿Loca o digna?

La obra Reina Juana de Ernesto Caballero es un impactante monólogo dramático que emplea la patética figura de Juana la Loca para reflexionar sobre importantes asuntos personales y colectivos. Personales son las reflexiones sobre la familia, la pasión sexual y los celos; colectivo es el asunto del poder y las consecuencias que conlleva para todos. Las idas y venidas por situaciones variadas de su vida le dejan al espectador dudando acerca de su estado mental; era una persona desequilibrada, pero ¿loca? Lo que es seguro es que resultó patéticamente digna, porque al anteponer el amor y los sentimientos más nobles a cualquier clase de cálculo, hasta el más esperpéntico de los comportamientos eleva al individuo por encima del resto.

Lo que más me ha llamado la atención de la obra ha sido la gran calidad del lenguaje empleado, con bastantes frases memorables; incluso `shakesperianas´ y metafóricas. Ofrezco dos ejemplos: “no ajustarte a las normas del que manda te convierte en un extravagante o en un loco” o “como el humo de las hogueras que al ascender se desvanece”. Hace bastante tiempo que no me veía impulsado a sacar mi móvil para anotar frases que deseaba recoger; y en esta función lo hice varias veces; para sorpresa de mis vecinos de butaca, que se preguntarían “qué hace éste tipo mandando mensajes en medio de una función tan buena”. Otro aspecto que me ha gustado es el suficiente apoyo explicativo del monólogo, ofreciendo breves descripciones o comentarios de personajes y relaciones humanas entre estos. Sin esas ayudas didácticas el resultado hubiera sido muchos menos eficaz. Los apoyos tienen la virtud de ser progresivos e ir dejando lagunas que se van `rellenando´ progresivamente conforme avanza la trama, con lo cual existen ciertas dosis de suspense incluso para quien se sabe la historia de nuestra heroína. Esa cantidad de sorpresa imprescindible en toda obra de teatro es soportada por los cambios de tiempo en la narración de los recuerdos de la Reina Juana, pues esta empieza por un momento postrero de su vida para retrotraerse y avanzar en el tiempo, cual saltos propios de una mente excitada y algo perturbada por la gran cantidad de dramas que a Doña Juana de Castilla le tocó vivir.

La calidad literaria de un guión resulta especialmente fundamental en un monólogo, y éste la tiene. También requiere de una interpretación poderosa y convincente, pues resulta fácil que el espectador se desenganche. En esta ocasión la responsable de dar vida al personaje es la gran Concha Velasco. Además de extraordinaria actríz Concha es vallisoletana y mujer que ha sabio amar plenamente, algo que se puede apreciar por la extraordinaria encarnación del personaje. Especialmente emocionantes son sus alegatos en contra del poder y a favor de la entrega sexual completa, así como los celos desgarrados; menos convincente es su `confesión’ (posiblemente lo mismo le hubiera ocurrido a la reina Juana de haberse efectivamente arrepentido delante de Francisco de Borja. Quien ama así no puede pedir perdón ni al mismo Dios (porque El no creo que se lo admitiera). El día que asistí a la función, al finalizar se había acumulado entre muchos espectadores hasta un cierto paroxismo, pues el aplauso atronador seguía y seguía (yo me fui porque tenía otro compromiso, después de un par de minutos de ovación cerrada); una señora de la fila de detrás incluso lloraba…

Muy bien planteada la obra por parte del director Gerardo Vera, dejando que la actriz defienda el texto en un marco sobrio que no distrae. Además emplea unas eficaces imágenes de vídeo elaboradas por Álvaro Luna, que nos obligan a apartar la vista de la absorbente protagonista (hace falta que las imágenes sean realmente buenas para apartar la vista de La Velasco entregada a éste personaje). En resumen una obra excelentemente escrita, excelentemente dirigida y excelentemente interpretada ¿demasiados `excelentes´? ¡no….! (usted juzgará).

Texto de Ignacio Suárez-Zuloaga.

Imagen principal: Sergio Parra.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar