El dinero (“Pluto”) puede ser muy divertido.

La gran obra clásica de Aristófanes – adaptada como comedia “bastante musical” (pues la música realza determinados pasajes) – se representa con éxito en el Teatro La Latina de Madrid. Una obra fresca y actual, con una eficaz adaptación de Emilio Hernández, que consigue hacernos reír en algunos momentos y que estemos sonriendo durante la mayor parte de la representación.

En un escenario prácticamente vacío, con el atuendo y las máscaras propias de los actores de hace más de dos milenios, el plantel de actores y actrices – acompañado por un músico “togado” y silente, al mando de un órgano electrónico (para acompañar las canciones)- cogen directamente la atención de los espectadores y no la sueltan hasta el sorpresivamente abrupto final. Posiblemente eso sea lo único que no me ha gustado de la obra; un final, que de algún modo “fallido”. Todo lo anterior es sumamente entretenido, no solamente por unos diálogos bien encajados con la actualidad, si no por la excelente actuación de los intérpretes.

El papel de Pluto parece que Arístófanes lo escribiera pensando en que algún día lo interpretaría Javier Gurruchaga, un cómico cuya característica gestualidad resulta perfecta para ese presonaje. Aún más – si cabe – es la comicidad y expresividad de Gurruchaga al interpretar a La Miseria, un personaje opuesto a Pluto (él masculino y ella femenina, el bienintencionado y ella malvada, el ciego y ella vidente…) en el que la interpretación de Gurruchaga consigue incluso superar a la anterior. El cantante donostiarra interviene también cantando algunas de las canciones del espectáculo. Su protagonismo queda muy amparado por el resto del platel de actores, en el que destaca Marcial Álvarez – en el papel de Crémilo – muy enérgico y expresivo. En algunos momentos se produce cierto duelo de actuaciones entre Marcial y el excelente Toni Misó – que interpreta el personaje Blepsímedo – en el cual ambos salen triunfadores por lo convincente que resultan. Tal vez, un poquito más, me gustó la interpretación de Misó, por no haberle visto antes una actuación tan excelente y resultar una novedad para mi; además, su personaje es el más humano y edificante de todos.

pluto teatro latina

Recomiendo al espectador estar muy atentos en los diálogos retóricos que escribió Aristófanes acerca de la riqueza y la pobreza y el papel de ambos polos en el funcionamiento de la sociedad; tanto entonces como ahora. Se trata de profundas reflexiones en las que la filosofía, el cinismo, la esgrima dialéctica y el humor se entremezclan. Muy sugerentes.

En resumen, un entretenimiento y una fuente de enseñanza. Si me ha gustado en La Latina, ardo en deseos de volverlo a ver éste verano en el Festival de Mérida, semejante espectáculo en tan grandioso escenario es algo que nadie debería perderse.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar