La tempestad

Esta semana le dedicamos una entrada a esta obra de Shakespeare que el premiado Sergio Peris-Mencheta ha llevado a los escenarios con bastante notoriedad junto con la compañía Barco Pirata.

Próspero era el duque de Milán, pero hace doce años su hermano (Antonio) le quitó de su puesto y le arrojó en una barca junto a su hija (Miranda) abandonándolos a su suerte. Ambos desembarcaron en una isla en la que existían seres con poderes mágicos (Ariel y Calibán). Cuando Próspero (que en la isla ha aprendido a usar la magia), se entera de que su hermano Antonio esta viajando cerca de la isla en la que él y Miranda están viviendo, provoca una gran tormenta y les hace naufragar. Los marineros son rescatados por Ariel (es un ser místico de la isla) que, sin embargo, los separa a los unos de los otros, los confunde y los enfrenta.

Fernando (hijo de Alonso, rey de Nápoles) se pierde y el resto de los marineros le dan por muerto. Éste conoce a Miranda, se enamoran mutuamente y finalmente se casan.
Finalmente, Próspero perdona a su hermano y deja la isla para irse con él y recuperar su posición en Milán.

La tempestad fue representada por primera vez en 1611 ante el rey Jacobo I y fue la última obra teatral escrita en solitario por Shakespeare (completa otras tres con Fletcher). Se piensa que Shakespeare escribió La tempestad entre los años 1610 y 1611, se publicó por primera vez en 1623 en el First Folio y fue puesta en primer lugar, ya que el manuscrito disponible se encontraba en mejores condiciones que el resto. Una de las características que distingue a La Tempestad del resto de las obras de Shakespeare es que no se basó en otra anterior, sino que él mismo desarrolló el argumento. La tempestad es la suma de su cultura y experiencia teatral acumulada a través de los años.

La estructura dramática de La tempestad es la más lineal de todas las obras de Shakespeare, además algo que caracteriza a la obra es que el tiempo en el que se desarrolla la acción es igual tanto en la obra como en la vida real, (una duración de unas tres horas aproximadamente), y por ser la obra de Shakespeare en la que más abunda la música. Las dos únicas representaciones de las que se tiene constancia en vida de Shakespeare de esta obra son las que constan en el registro oficial del maestro de ceremonias del rey Jacobo I, (una en 1611 y otra en 1613). Se piensa que el personaje de Próspero había sido creado por Shakespeare basándose en la figura del matemático John Dee, un hombre influyente de la corte de Jacobo I y que fue su consejero y confidente.

La primera escena de la obra es una de las más logradas de Shakespeare. Consigue llenarla de un realismo que refuerza con el vocabulario que utilizan los personajes y las acotaciones escénicas. Shakespeare diferencia totalmente las dos primeras escenas en cuestión de dramatismo ya que, mientras en la primera se produce un naufragio en una tempestad, en la segunda se nos descubre que todo ha sido mentira, que no ha muerto nadie y que ha sido producido por el mago y su sirviente.

La primera traducción publicada de esta obra en España se encuentra entre 1870-1876, y es un trabajo realizado por Jaime Clark, autor que publicó una primera colección de traducciones Shakespearianas con intención de traducir su obra completa, pero que se quedaría solamente en diez obras.

La tempestad se ha leído como la despedida de Shakespeare del teatro o como una meditación acerca de la codicia de la sociedad y como una respuesta de Shakespeare al Fausto de Christopher Marlowe.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar