“La puerta de al lado” de Peris-Mencheta llega a Madrid

Sergio Peris-Mencheta cambia de registro dirigiendo “La Puerta de al lado”, una fabulosa comedia francesa de Fabrice Roger-Lacan, que critica en clave de comedia la soledad de un mundo que se comunica, cada vez más, mediante Internet. Se trata de la “deconstrucción de una comedia de salón” que empieza con spoiler, ya que como el propio director indica “desde el principio queda claro que se van a liar”. Pero que no cunda el pánico, lo dicen ellos al principio de la obra, ya que no pretenden sorprender con el final, sino con el “cómo se llega a ese final”.

Silvia Marsó y Pablo Chiapella interpretan a dos vecinos que viven puerta con puerta y se odian con todas sus fuerzas. Ella es “la rompepelotas” una afamada psicóloga, aparentemente fría, antisocial, que no expresa ni da pistas de lo que le ocurre a nadie y menos a su vecino al que odia por encima de todo. Él, por su parte, es jefe de marketing en una empresa de yogures, que le gusta vivir la vida al máximo y aunque no tiene problemas para ligar, nunca ha encontrado a su media naranja.

Tanto Silvia como Pablo comienzan este proyecto muy ilusionados pues ambos tenían ganas de cambiar de registro. Silvia afirma que se lanzó con este proyecto porque le apetecía hacer algo más ligero y más divertido después de los “dramones” que venía haciendo, “quería hacer algo donde no tuviera que llorar ni desgarrarme las vestiduras, aunque el hándicap de este papel es que a pesar de ser un personaje de comedia es bastante desagradable”. Chiapella, más conocido por su personaje de Amador en la serie “La que se avecina”, apunta que tenía muchas ganas de “cambiar de tono” y entre risas añadió “si veo algo de vecinos, quiero hacerlo” También afirmó que han pasado dos meses de mucho trabajo con sus idas y venidas pero que espera que lo “peor” haya pasado.

espectaculos la puerta al lado

Nada nuevo en la temática, pero sí en el tratamiento de la historia. “Esto es una sesión de terapia recíproca. Cada uno reniega del otro y es imposible que vivan en paz sin aceptar su lado oscuro”, aclara el dramaturgo, y reconoce que ha intentado mantenerse fiel a la obra (teniendo en cuenta todos los cambios que puede conllevar una traducción) exceptuando la incorporación de un nuevo personaje, el narrador “creía que las acotaciones eran geniales y me parecía una pena que se quedaran en el texto escrito y decidí ponerle palabra, de ahí que inventase este personaje.” “Es una especie de punto de vista objetivo y frio con respecto al punto de vista subjetivo y caliente que está en el patio de butacas”. Litus Ruiz “hace que la música se vea” pues la música es en directo, explica Mencheta, pero también cumple la función de narrador y acotador de los conflictos de los protagonistas.

El Teatro Marquina, será el testigo principal de esta batalla campal con final feliz que se estrena hoy (25 de febrero) y que hará que muchos nos preguntemos qué nos espera con el vecino de “La puerta de al lado”.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar