La exquisitez de ‘Heroes’ Teatro Reina Victoria

Hay textos teatrales tan exquisitamente redactados que requieren de cierta predisposición mental para ser disfrutados plenamente; incluso conviene antes haber descansado un poco para estar plenamente alerta y captar todo lo que encierran. Eso es a mi juicio lo que ocurre con el Héroes de Gerald Sibleyras, una obra de teatro plena de finura literaria, capaz de hacer reír y conmover casi al tiempo. Tres veteranos de guerra jubilados viven en un ‘asilo’ que resulta ser un pequeño paraíso en el campo, ambiente bucólico que no llega a resultar lo suficientemente reconfortante como para que superen las consecuencias de su avanzada edad y las heridas que tanto la guerra como su trayectoria vital —despues de aquella— han dejado en sus mentes. Como en toda buena obra de teatro en ‘Héroes’ hay una excelente construcción de personajes por parte del autor, cuyos sutiles diálogos mezclan la sonrisa propia de las situaciones ridículas y divertidas pero que también contribuyen a reflexionar sobre las consecuencias de esas vidas doblemente rotas por la guerra y la edad avanzada; por las heridas físicas y mentales de un periodo fundamental del devenir vital de sus existencias y por el hecho de que sus esperanzas vitales están muy disminuidas. Un conjunto de factores que no les impide soñar e incluso planear acciones tan descabelladas como conmovedoras y divertidas. Como en toda buena tragicomedia, las emociones opuestas se suceden como el contraste entre los postres combinados de helado de vainilla y chocolate caliente.

heroes teatro reina victoria

Estos héroes están representados por tres excelentes actores: Juan Gea, Luis Varela e Iñaki Miramón. La lentitud de la trama de la obra solo es sobresaltada periódicamente por un astuto recurso escénico del autor (y que no voy a desvelar para no estropeárselo al espectador) por lo que existe el riesgo de que en un obra lenta, sin grandes desplazamientos de los intérpretes por el escenario, ni cambios de decorado y de luces, esta pudiera resultar muy lenta y que se pierda la atención de un público acostumbrado a los espectáculos —generalmente trepidantes— al uso actualmente. Ahí interviene decisivamente la magnífica interpretación de estos tres grandísimos actores. Son capaces de gestualizar y vocalizar sus personajes con la maestría que hace que el espectador a menudo se fije más en la maestría de la actuación del artista que en el propio avance de la trama representada. Esa es la impresión que en diversos momentos de la obra me llevé; iba pensando “qué bien ha gestualizado  Juan Gea la arrogancia”, “qué digno ese gesto con el que Luis Varela nos transmite la rebeldía que todavía alberga su personaje”, “qué divertida esa mueca y el tono de voz de Iñaki Miramón”; uno se ‘enamora’ de los intérpretes que demuestran su arte en escena, que hacen valer todos los recursos con los cuales nos sitúan en los roles que encarnan.

Finalmente, esta obra resulta aún más convincente por la escenografía de Ricardo Sánchez Cuerda, que nos traslada a un bucólico ambiente de la campiña francesa en el que no me importaría coincidir algún día con tan interesantes personajes. En resumen, una obra exquisitamente redactada y exquisitamente representada éstos ‘Heroes’ de Tamzin Townsend. Para espíritus finos.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar