Beatriz Carvajal: ¡El teatro es sagrado!

Adorada tanto dentro como fuera de las tablas Beatriz Carvajal sigue pisando con fuerza cada escenario al que sube y es que después de 50 años en la profesión no pierde esa elegancia y esa sonrisa que siempre nos ha enamorado. Encantadora, divertida, polifacética, son algunas de las cualidades que describen a una de las actrices más queridas y más grandes del panorama nacional. Hoy hemos tenido la oportunidad de entrevistar a esta institución de las artes escénicas.

Descubrió su vocación desde muy pequeña y según nos cuenta con tan solo 4-5 años empezó a divertirse y a jugar con el teatro. “Mi padre se dio cuenta antes que yo de mi fascinación por las tablas ydesde muy pequeña empezó a hacerme teatritos con cajas de cartón.” A partir de ahí comenzó su andadura… se formó y esa fascinación por el teatro se convirtió en ganas de vivir por y para ello. Su primera experiencia en este mundo llegó gracias al gran Antonio Ferrandis “que habló con el director del Teatro María Guerrero para que me tuviesen en cuenta en una función en la que necesitaban unas niñas”. Ese fue su primer papel, el cual recuerda con mucha ternura ya que además de compartir escenario con María Dolores Pradera le permitió descubrir cuánto podía disfrutar de esta profesión. “El día en que Jose Luis Alonso (director en ese momento del Teatro María Guerrero) me dio el papel, recuerdo que al volver a casa sentía que no pisaba el suelo, que flotaba en el aireEra otra persona, me había convertido en una actriz”. Afirma que desde entonces ha tenido la suerte de compartir y de aprender en el escenario de grandes figuras como José Bódalo “grande donde los haya”, Irene Gutiérrez Caba “lo más grande que había pario madre”, Núria Spert, Manuel Bicenta… “Puedo hacer una lista larguísima de gente con la que me he sentido realmente feliz compartiendo escenario”.

En cuanto al trabajo del cual se siente más orgullosa nos contestó que todos tienen algo especial, pero que en el ámbito del teatral si tuviese que elegir solamente uno se quedaría con el papel que interpretó en “Misery” donde hacía de una esquizofrénica que rapta a su escritor favorito y lo martiriza. Durante la entrevista y entre risas nos asegura que el papel es el de “una auténtica cabrona”. También nos cuenta que con casi medio siglo en la profesión ha tenido algún que otro desliz. Como ya sabemos no todos somos perfectos y nos contó entre risas que el momento más embarazoso que ha vivido en el escenario ocurrió cuando ella tenía 19 años. Con el desparpajo que la caracteriza nos contó que Antonio Virao (director teatral) le dijo que quería contar con ella para una obra, pero que se tenía que preparar el texto de la función (que era en castellano antiguo), en tan solo 2 días, por supuesto aceptó. Al cabo de dos días estaba en Málaga junto a Paco Merino interpretando algo de La Celestina y se quedó totalmente en blanco. “A mí se me fue la olla y me quedé tan en blanco, que pasé por delante de Merino y le dije sigue tú como puedas que yo no me acuerdo de nada”.

No cabe duda que es una grande de la actuación, y por ello queríamos descubrir cuál era el secreto o el consejo que más le ha servido a lo largo de su carrera. Recordó que una vez su gran amigo Antonio Ferrandis le dijo “respeta a todo el mundo,  ama a esta profesión y no tengas prisa”. Desde entonces lo ha seguido a rajatabla y asegura que “el teatro es sagrado”.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar