XIX edición de los premios Max

La XIX edición de los premios Max, fue un evento de lo más reivindicativo en el que se impuso la danza por encima de todo. Era la protagonista de la noche y quedó claro desde el primer momento pues la presencia de espectaculares números de baile salpicaron toda la gala; entre ellos destacaron las actuaciones de la Compañía de Antonio Gades, Asier Etxeandía, Losdedae, la Compañía Nacional de Danza o Mario Gas, entre otros. «Pinoxxio», de Ananda Dansa, partía como la gran favorita y confirmó su liderazgo desde el primer galardón. Pep Llopis fue el primero en recoger su premio a mejor composición musical por este espectáculo, que se convirtió en el mayor triunfador de la noche, llevándose a casa siete de las nueve manzanas a las que optaban. Esta versión contemporánea de “Pinocho” en el que la danza y la música en directo son los ingredientes principales, ha logrado los premios a Mejor Espectáculo Infantil, Mejor bailarín principal (Ana Luján), Mejor bailarín principal (Toni Aparisi), Mejor elenco, Mejor diseño de vestuario (Pascual Peris) y Mejor Composición Musical (Pep Llopis).

«La piedra oscura», el fabuloso espectáculo dirigido por Pablo Messiez sobre un texto de Alberto Conejero, fue el segundo vencedor de la gala, pues logró cinco de los seis galardones a los que estaban nominados: premios a Mejor Autoría Teatral (Alberto Conejero); Mejor Diseño de Iluminación (Paloma Parra); Mejor Diseño de Espacio Escénico (Elisa Sanz) y Mejor Dirección de Escena (Pablo Messiez)

En las categorías de reparto, las manzanas las ganaron Julieta Serrano, parte fundamental del nuevo montaje de «Ninette y un señor de Murcia» y Joaquín Notario llevándose uno de los premios de «El alcalde de Zalamea», otro de los títulos que más ha sonado en esta temporada teatral.

[URIS id=66961]

Conforme fue transcurriendo la noche, la gala se tornaba cada vez más reivindicativa a la par que emotiva. No faltaron mensajes de amor a la profesión, ni se olvidaron de todos los que nos han dejado este año, agradecimientos etc., pero si algo no faltó fueron momentos como el de Pepe Viyuela cuando dedicó su premio al mejor actor a los titiriteros que fueron el pasado diciembre objeto de polémica. “No consigo entender a una sociedad que persigue a los más débiles. Porque en esa pareja de titiriteros se condensa también lo más valioso de nuestra profesión: la libertad de expresión.” Tras él fue Aitana Sánchez-Gijón, premio a la mejor actriz, quién ironizó al decir que temía que algún día la detuvieran por matar, en su papel de Medea, a sus dos hijos.”Paradojas de la vida, no solo no me han detenido, como han tenido que sufrir otros, sino que me han dado el Max”.

Tampoco escasearon momentos emotivos, como el recuerdo que dedicó María Esteve a su padre, Antonio Gades, leyendo un texto del propio artista, o el instante en el que Lola Herrera subió a recoger su Max de Honor, que además del Max se llevó la ovación más larga de la noche y aguantó firmemente las lágrimas. “Cuando empecé, encontré en un escenario algo que no sabría definir, pero que me provocaba unas emociones muy fuertes. Con el tiempo pude ponerle nombre: PASIÓN. Amo el teatro, y mi pasión es incondicional. Para mí ha sido mi pareja, mi oxígeno, mi alimento”, confirmó la actriz. “Este Max de Honor me ha llenado de alegría porque este largo camino ha sido una carrera de fondo sin relevos. Me siento muy agradecida por poder trabajar en lo que elegí hace tanto tiempo. Es un privilegio trabajar con 80 años. Fue reconfortante recibir esta noticia. Me habéis hecho feliz”.

En los premios de teatro musical, los Max a mejores bailarines principales fueron para Ana Luján y Toni Aparisi, de Pinoxxio, y «L’aneguet lleig», de Albena Produccions, fue elegido como mejor espectáculo musical. «En el desierto», de la compañía Losdedae, el mejor de danza, cerró la entrega de galardones y su director lanzó el último mensaje de la noche. “Es muy importante que esta gala haya sido dedicada a la danza, la gran expulsada de las artes escénicas. Que viva la danza y no paremos de bailar”.

La XIX edición de los premios Max, fue un evento de lo más reivindicativo en el que se impuso la danza por encima de todo. Era la protagonista de la noche y quedó claro desde el primer momento pues la presencia de espectaculares números de baile salpicaron toda la gala; entre ellos destacaron las actuaciones de la Compañía de Antonio Gades, Asier Etxeandía, Losdedae, la Compañía Nacional de Danza o Mario Gas, entre otros. «Pinoxxio», de Ananda Dansa, partía como la gran favorita y confirmó su liderazgo desde el primer galardón. Pep Llopis fue el primero en recoger su premio a mejor composición musical por este espectáculo, que se convirtió en el mayor triunfador de la noche, llevándose a casa siete de las nueve manzanas a las que optaban. Esta versión contemporánea de “Pinocho” en el que la danza y la música en directo son los ingredientes principales, ha logrado los premios a Mejor Espectáculo Infantil, Mejor bailarín principal (Ana Luján), Mejor bailarín principal (Toni Aparisi), Mejor elenco, Mejor diseño de vestuario (Pascual Peris) y Mejor Composición Musical (Pep Llopis).

«La piedra oscura», el fabuloso espectáculo dirigido por Pablo Messiez sobre un texto de Alberto Conejero, fue el segundo vencedor de la gala, pues logró cinco de los seis galardones a los que estaban nominados: premios a Mejor Autoría Teatral (Alberto Conejero); Mejor Diseño de Iluminación (Paloma Parra); Mejor Diseño de Espacio Escénico (Elisa Sanz) y Mejor Dirección de Escena (Pablo Messiez)

En las categorías de reparto, las manzanas las ganaron Julieta Serrano, parte fundamental del nuevo montaje de «Ninette y un señor de Murcia» y Joaquín Notario llevándose uno de los premios de «El alcalde de Zalamea», otro de los títulos que más ha sonado en esta temporada teatral.

Conforme fue transcurriendo la noche, la gala se tornaba cada vez más reivindicativa a la par que emotiva. No faltaron mensajes de amor a la profesión, ni se olvidaron de todos los que nos han dejado este año, agradecimientos etc., pero si algo no faltó fueron momentos como el de Pepe Viyuela cuando dedicó su premio al mejor actor a los titiriteros que fueron el pasado diciembre objeto de polémica. “No consigo entender a una sociedad que persigue a los más débiles. Porque en esa pareja de titiriteros se condensa también lo más valioso de nuestra profesión: la libertad de expresión.” Tras él fue Aitana Sánchez-Gijón, premio a la mejor actriz, quién ironizó al decir que temía que algún día la detuvieran por matar, en su papel de Medea, a sus dos hijos.”Paradojas de la vida, no solo no me han detenido, como han tenido que sufrir otros, sino que me han dado el Max”.

Tampoco escasearon momentos emotivos, como el recuerdo que dedicó María Esteve a su padre, Antonio Gades, leyendo un texto del propio artista, o el instante en el que Lola Herrera subió a recoger su Max de Honor, que además del Max se llevó la ovación más larga de la noche y aguantó firmemente las lágrimas. “Cuando empecé, encontré en un escenario algo que no sabría definir, pero que me provocaba unas emociones muy fuertes. Con el tiempo pude ponerle nombre: PASIÓN. Amo el teatro, y mi pasión es incondicional. Para mí ha sido mi pareja, mi oxígeno, mi alimento”, confirmó la actriz. “Este Max de Honor me ha llenado de alegría porque este largo camino ha sido una carrera de fondo sin relevos. Me siento muy agradecida por poder trabajar en lo que elegí hace tanto tiempo. Es un privilegio trabajar con 80 años. Fue reconfortante recibir esta noticia. Me habéis hecho feliz”.

En los premios de teatro musical, los Max a mejores bailarines principales fueron para Ana Luján y Toni Aparisi, de Pinoxxio, y «L’aneguet lleig», de Albena Produccions, fue elegido como mejor espectáculo musical. «En el desierto», de la compañía Losdedae, el mejor de danza, cerró la entrega de galardones y su director lanzó el último mensaje de la noche. “Es muy importante que esta gala haya sido dedicada a la danza, la gran expulsada de las artes escénicas. Que viva la danza y no paremos de bailar”.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar