ALENTO Y ZAGUÁN, EL BALLET NACIONAL DE ESPAÑA EN MÁXIMOS

Alento y Zaguan, Zaguan y Alento. El público discutía ayer noche al salir del madrileño Teatro de la Zarzuela. Unos defendían sus preferencias por la coreografía del primer espectáculo  (de Antonio Najarro con música de Fernando Egozcue) mientras otros optaban por Zaguán (de Blanca del Rey, La Lupi, Mercedes Ruíz y Marco Flores, con música de Jesús Torres). Ambas, extraordinariamente interpretadas por unos integrantes de un Ballet Nacional de España muy en forma; yo diría que —incluso— “en máximos”. Una velada inolvidable, de esas que no deseas que se acabe, que te hace olvidar que es viernes tarde y que uno acarrea todo el estrés acumulado de la semana. Un espectáculo como éste es de los que te hace cortar con la realidad vivida hasta la entrada del teatro, capturándote por entero y transportándote al reino de la imagen, el sonido y las emociones.

La primera idea fuerza que deseo compartir con el lector es la variedad, ritmo, efectos teatrales (lumínicos, de elementos escenográficos muebles) y sorpresas con que nos regalan ambas coreografías. Parecía que era una producción de Nueva York. De esas que arrebatan la atención del espectador y no la sueltan; el público tenía tantas ganas de aplaudir que hasta el mínimo interludio entre actuaciones era aprovechado para generar aplausos. Antonio Najarro lleva una continua trayectoria creativa ascendente, que en Alento destaca en una obra moderna, con toques de musical anglosajón pero sin renunciar a algunas poderosas raíces hispanas; es un demostración cosmopolita de movimientos armónicos, con transiciones lógicas y sutiles, espléndidamente ejecutadas por su equipo. Extraordinaria la música de Fernando Egozcue —nombre a seguir— de una modernidad, belleza y ritmo propios de Nueva York; y con el añadido de la sentida interpretación a la guitarra del propio compositor. Me comentó al finalizar la función un entendido músico que la dirección de la orquesta por Amargós pudo haber sido mejor, evitando el excesivo protagonismo de algunos instrumentos.

Tras el disgusto de que se hubiera acabado Alento, la segunda función arrancó con la suficiente fuerza para que recobráramos pronto el calor con la solemne estampa de tocaores y cantaores y las evoluciones de bailaoras y bailaores. La coreografía de esta obra está apoyada en las composiciones de Jesús Torres, compositor vizcaino que eleva la categoría del apartado musical a la variedad de una coreografía que moderniza los habituales estos y movimientos de los aristas, proveyendo a los intérpretes de unas circulaciones por el escenario que producen en ocasiones la impresión de improvisación flamenca, pues el cambio de protagonismo, la duración de los solos parecen espontáneos a pesar de haber sido meticulosamente ensayados. Brillantes resultan los compases finales de la función, pues cuando uno está ya lamentándose de que se ha acabado se recupera con fuerza, como cogiéndole por las solapas al respetable: “¡no te vayas todavía!”.

Deliberadamente, no escribo nada sobre los intérpretes. Todos a muy alto nivel, destacando el conjunto sobre las individualidades (como debe de ser). Y ya casi sin espacio — last but not least que diría un neoyorquino —la sensacional vestimenta de los intérpretes. Teresa Helbig supo conjugar ese cosmopolitismo con el carácter nacional de la compañía, aunque aún más me gustaron los trajes flamencos de Yaiza Pinillos, con ese toque elegante que está caracterizando a la moda flamenca actual. Merece un reportaje de nuestros colegas de Estilo con orígen.

En resumen, una de esas funciones que se desea volver. Alento y zaguan, Zaguan y Alento… ¿cual le gustó más a usted?

Texto de Ignacio Suárez-Zuloaga.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar