Le nozze di Teti e di Peleo

Gioacchino Rossini fue un compositor fundamentalmente conocido por sus óperas. Entre 1810 y 1829 se convirtió en el referente de la ópera italiana del siglo XIX, demandado por los teatros y empresarios italianos, para después retirarse en plena cumbre de su carrera y dedicarse a su segunda pasión: la comida. No obstante, el cisne de Pésaro también compuso música sacra (como la Messa di gloria o la Messa di Milano) y algunas cantatas. Le nozze di Teti e di Peleo (Las bodas de Tetis y Peleo) es una de esas cantatas a las que le dedicaremos unas líneas en el blog. En primer lugar, explicaremos qué es una cantata: según Philip Gossett, la cantata fue uno de los géneros vocales más importantes durante el Barroco, estaban compuestas para una o más voces solistas y mezclaban recitativo, arias y partes para coro. Solían interpretarse en las iglesias o en los salones aristocráticos para conmemorar eventos históricos y estaban formadas por pequeñas escenas de ambiente mitológico. En el siglo XVII, se solían escribir con un bajo continuo como único acompañamiento hasta que más tarde se empezaron a desarrollar acompañamientos orquestales más elaborados (aunque existen cantatas muy tempranas con acompañamientos orquestales y cantatas del siglo XIX acompañadas sólo por un piano.)

Sigue diciendo Philip Gosset: durante el siglo XVIII en Italia, era habitual que los compositores escenificaran cantatas en los teatros para conmemorar eventos de la realeza. Rossini tuvo la oportunidad de componer varias cantatas para este tipo de ocasiones. Entre 1815 y 1822, compuso cantatas para conmemorar el cumpleaños del rey Francisco I, la boda de su nieta María Carolina de Borbón con Carlos Fernando de Artois, (ambas en 1816), la recuperación del rey de una grave enfermedad y la visita en ese mismo año del emperador de Austria, (ambas en 1819), entre muchas otras más. Le nozze di Teti e di Peleo fue la cantata que Rossini compuso para celebrar la unión entre María Carolina y Carlos Fernando de Artois. El tema de la cantata, la boda de la ninfa Tetis con el héroe Peleo, se eligió expresamente a modo de analogía para ilustrar la boda de los príncipes. La cantata se interpretó el 24 de abril de 1816 en el Teatro del Fondo de Nápoles y contó con los mejores cantantes del momento: Isabella Colbran, Andrea Nozzari y Giovanni David. Después de esto, la partitura no volvió a ver la luz hasta 1966, fecha en la que Philip Gosset la encuentra en el Conservatorio de Nápoles.

Por otro lado, Le nozze di Teti e di Peleo reutiliza muchos fragmentos que Rossini ya había compuesto con anterioridad para sus óperas, tal vez porque era una ocasión especial que no se volvería a repetir o porque Rossini andaba mal de tiempo por esas fechas; en cualquier caso, esta cantata no es más que un pastiche de números de sus óperas. Podréis reconocer piezas tomadas de obras anteriores como Torvaldo e Dorliska, Il barbiere di Siviglia o Il turco in Italia. De Torvaldo e Dorliska, por ejemplo, toma prestado el aria del Duque de Ordow y el trío Ah, qual raggio di speranza, interpretado por dos barítonos y un tenor, y que Rossini calca tal cual en Le nozze di Teti e di Peleo, pero esta vez para dos tenores y una soprano.

De Il barbiere toma prestado el aria Cessa di più resistere:

Y de Il turco in Italia el coro de los gitanos:

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar