Crítica de La Liga de la Justicia

Ya llego a nuestras pantallas La Liga de la Justicia, una de las películas de súper-héroes más conflictiva, tanto en su realización como la presión externa a través de las críticas negativas que ha recibido.

El nacimiento del camino con Man Of Steel (Zack Snyder, 2013) y su desarrollo en Batman V Superman: Dawn Of Justice (Zack Snyder, 2016) supuso una gran división de opiniones, A pesar de que es spin off, Wonder Woman (Patty Jenkins, 2017), sí contó con el beneplácito del público y cosechó buenas críticas. La Liga De La Justicia (Zack Snyder, 2017) es el pistoletazo de salida del Universo Cinematográfico de DC con la intención de sacarle de esa espiral de mala suerte en sus críticas o enterrarla.

Algo que diferencia a esta película de sus antecesoras es que ha seguido una estructura o narrativa más parecida a la usada en Wonder Woman y cercana a la fórmula que se usa en las películas de Marvel, perdiendo esa creatividad y riesgo dramático, explorando la humanidad y los conflictos emocionales de estos grandes súper-héroes.

Los que está claro es que “La Liga de la Justicia” es muy divertida, con una planificación muy detallada y correcta, y una estructura llevada con un ritmo que no aburre ni un segundo. Cada personaje tiene su momento, no se deja cosas en el tintero y expone cada elemento de una manera interesante y divertida. También es un título al que se puede llevar a los niños, ya que no hay contenido inapropiado o aburrido, por lo que cumple con objetivos que las dos anteriores dejaron a medias.

Algo que se hace evidente es la huella que ha dejado el director sustituto Joss Whedon en la película, llegando a diferenciar los momentos de estilo Zack Snyder de aquellos aportados por Joss Whedon. Esa revisión que ha sufrido su desarrollo a veces parece una forma de pedir perdón a los fans por los “errores” cometidos en las anteriores películas. Superman es el ejemplo más evidente, donde uno se queda con ganas de ver determinados momentos del personaje.

Los actores están bien, destaca especialmente el personaje de Flash (Ezra Miller). Repiten nuevamente Ben Affleck dando vida a un Batman que encaja a la perfección y un estupendo Henry Cavill que rodó sus escenas extra de la película con un bigote que se dejó para la nueva película de “Misión: Imposible”.

La banda sonora de Danny Elfman es funcional, en lo que acompañamiento se refiere, con ciertos momentos que apelan a lo nostálgico, pero falta de carisma en comparación con lo que hizo Hans Zimmer para las anteriores.

Esta vez tenemos dos escenas post-créditos.

Lo Mejor: Los personajes y las relaciones que se desarrollan entre ellos. Batman y Superman y, en especial, Wonder Woman.

Lo Peor: El bigote borrado de Superman, y en general un uso extremo del CGI, algo de lo que se abusa en este tipo de producciones.

Alarde técnico: El uso de la cámara que le da el cineasta para filmar unas batallas impresionantes, duras y sin tanto caos en los planos, algo que lleva demostrando desde 300.

Texto: Elías Hernández

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar