Hacer el Camino de Santiago solo

Siempre buscamos compañía, un grupo al que unirnos. Pero ¿te has planteado hacer el Camino de Santiago solo? Cada uno ve la soledad de manera distinta; hay personas que la aprecian y otras que la temen. Sin embargo, hacer el Camino de Santiago solo puede ser una oportunidad para enfrentarnos a ella. Si te decides a ello, ten por seguro que será una experiencia diferente.

A tu ritmo

Si te decantas por hacer el Camino de Santiago solo, dependerás de tu ritmo. Este aspecto tiene sus ventajas, ya que no tendrás que esperar a nadie, sin ralentizar tu paso. Por otro lado, también podrás descansar cuando lo necesites. No todos los peregrinos paran lo mismo; todos tienen diferentes necesidades y no a todos les viene bien tomarse un respiro a la vez. En el caso de que hagas el Camino de Santiago solo, pararás cuando quieras y llevarás el ritmo que quieras. Esto también te permitirá visitar los pueblos o ciudades que te encuentres en tu camino, porque no todos los peregrinos están dispuestos a andar más al llegar al albergue.

camino de santiago solo

Aunque sigas tus pasos, al mismo tiempo te aconsejamos que sigas el “horario del peregrino”. No es un horario marcado ni oficial, pero los caminantes suelen tener unas pautas. Son madrugadores y salen de los albergues a primera hora de la mañana, después de un gran desayuno en la cafetería más cercana. La comida también es temprano, ya que se calcula llegar al siguiente albergue a mediodía. Si vas solo, no tendrás problema para encontrar sitio; eso sí, nunca quites el ojo de tu mochila, no está mal desconfiar un poco.

Para aprovechar tu tiempo, también te recomendamos que prepares una buena guía del Camino antes de salir de casa. Esto te ayudará a no perderte y a conocer mejor la ruta que vayas a hacer.

Gente nueva

A pesar de querer hacer el Camino de Santiago solo, el peregrino tiene que contar con que se irá encontrando a otras personas en la travesía. Los grupos abundan más que las personas que van solas. Si estás dispuesto a conocer a nuevos caminantes, no te preocupes: volverás a casa con muchos amigos más. Además, esto te permitirá intercambiar consejos, dudas o experiencias del Camino, así como conocer culturas y personas de numerosos países.

rutas para hacer en un día

En este aspecto puede haber puntos negativos y positivos. Si haces el Camino de Santiago solo, no siempre encontrarás a alguien y tu personalidad también influirá en cómo te relaciones. No todos necesitamos compañía, e incluso lo que buscamos es espacio personal, por lo que si vas solo podrás disfrutar de esa soledad. Por otro lado, si eres una persona con ganas de socializar puede pasar que no coincidas con nadie en alguna etapa y camines aburrido. Todo depende de cómo seas y de lo que busques.

Seguridad

Este puede ser el aspecto que más preocupe a aquellos que se estén planteando hacer el Camino de Santiago solos. En los últimos años las noticias sobre sucesos en los que se han visto involucrados peregrinos se han hecho eco. Sin embargo, teniendo en cuenta la proporción entre el número de peregrinos que hacen el Camino y los incidentes que se dan, no hay que preocuparse. Es más: uno de los elementos que caracterizan al Camino es la hospitalidad tanto de los caminantes como de los lugareños. Ellos te ayudarán con los problemas que puedas tener, te proporcionarán información, te darán indicaciones o te echarán una mano. A pesar de la generosidad de la gente, te aconsejamos que informes a alguien de tu círculo de amistades de la ruta que vas a seguir y, por supuesto, todos los documentos en mano y en regla.

Otro punto importante es evitar andar por la noche. Esa seguridad que te da el día no la tiene la noche. Los lugareños estarán durmiendo, al igual que la mayoría de los peregrinos. Los caminantes que se deciden lo hacen en su mayoría por la temperatura y por no encontrar a gente. La razón de la temperatura puede solucionarse saliendo a andar las primeras horas de la mañana. A pesar de ello, siempre hay intrépidos peregrinos que por gusto deciden andar en las horas más oscuras del día.

Por último, no te olvides de cargar el móvil, algo lógico pero imprescindible. Si haces el Camino de Santiago solo, tienes que disponer siempre de una herramienta de comunicación con la que puedas avisar en caso de que te pierdas o sufras un accidente.

Si quieres vivir el Camino de manera diferente, anímate y descúbrete a ti mismo haciéndolo solo.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar