Descubre el hotel Pola Giverola Resort

Pola Giverola

Rodeado de un entorno natural espectacular, mar y una deliciosa gastronomía. Así es el encantador pueblo Tossa de Mar, uno de los destinos más bonitos de la emblemática Costa Brava, ubicado a tan solo una hora y media de Barcelona. En este paisaje incomparable se encuentra un lugar clave para disfrutar de todos los planes deportivos y de ocio que ofrece la zona. Se trata del hotel Pola Giverola Resort, un complejo hotelero que se ha convertido en todo un referente por su enclave idílico desde hace más de 30 años.

Entorno perfecto para los amantes de la vida al aire libre

Pola Giverola
Pola Giverola. | Clidea Digital

Enclavado entre dos calas de agua turquesa, fina arena y en un entorno natural espectacular, a pocos minutos de Tossa de Mar se encuentra el Pola Giverola Resort. Lo primero que enamora de este lugar es su fabuloso enclave, ideal para los amantes del deporte, las actividades al aire libre y los paisajes de montaña. Tiene todo lo que requiere un destino digno de una postal de la Costa Brava: montañas repletas de pino y escarpadas rocas que acaban en una coqueta cala de arena dorada y aguas turquesas.

Pola Giverola
Pola Giverola. | Clidea Digital

Sus 214 apartamentos y estudios se complementan con la nueva apertura de Pola Giverola Camp, un nuevo concepto de camping de lujo a escasos metros de la playa. Tiendas glam y bungalows enclavados entre las dos laderas y la playa. Rodeadas de naturaleza con más de 35 hectáreas, pero con todas las comodidades para disfrutar de un sinfín de actividades náuticas, deporte al aire libre y una oferta gastronómica para los paladares más exigentes.

Pola Giverola
Pola Giverola. | Clidea Digital

La gran variedad de sus habitaciones permite cumplir las expectativas de viajeros activos, familias, grupos de amigos y hasta de viajeros solitarios para disfrutar de la esencia del Mediterráneo más auténtica. Además, ofrece un equipo de guías que organizan salidas guiadas por montaña y carretera para senderistas o ir en bicicleta, como la ruta del Camí de Ronda que recorre el litoral hasta Begur.

En las inmediaciones también se puede disfrutar de deportes náuticos, como paddle surf, kayak o snorkel, así como de instalaciones junto a la playa para practicar voleibol, golf, baloncesto, fútbol de playa o tiro con arco. Actividades para adultos, pero también para niños y adolescentes. Si se busca momentos de tranquilidad y reconectar con el cuerpo y la mente, en el entorno de la Costa Brava es posible practicar yoga o pilates mientras se respira aire puro.

Viviendo la experiencia en el corazón de la Costa Brava

Pola Giverola
Pola Giverola. | Clidea Digital

Al ser una tierra con un ambiente mediterráneo puro, no es de extrañar que en el Pola Giverola Camp su lado gastronómico sea un protagonista. En la zona de acampada y bungalows es posible disfrutar de un selecto restaurante con menú a la carta con pescado fresco de la zona y platos tradicionales, todo ello con vistas a Cala Pola. Cerca de la piscina hay un chiringuito estilo playa para disfrutar de la gastronomía de un lado más informal y haciendo la comanda de forma digital. Y todo un éxito: comida take away al más puro estilo food truck con coctelería y heladería.

La experiencia va más allá. Es posible acceder a algunas de las actividades e instalaciones del resort, pero también de especiales para el camping. El acceso directo a la playa es un plus, pero además cuenta con una piscina y una infantil, así como un kid club con actividades organizadas para los más pequeños.

El lugar dispone de un supermercado propio para encontrar todo tipo de productos, baños comunitarios totalmente equipados y zona de aparcamiento. Y es que el Pola Giverola es el complemento perfecto para disfrutar al máximo de la experiencia en la Costa Brava con todas las comodidades pero en pleno entorno natural.