Comer en La Garriga

La Garriga ocupa un lugar en la historia de España. Allí es donde en julio de 1705 se celebró el primer combate en Catalunya de la Guerra de Sucesión. Además de ser una localidad llena de historia, comer en La Garriga es la oportunidad perfecta de probar productos de calidad, como sus verduras y legumbres.

Famosa por sus aguas termales, La Garriga fue un importante centro de veraneo de la burguesía catalana durante buena parte de los siglos XIX y XX. Actualmente, conserva un fuerte potencial turístico que se apoya, entre otros pilares, en la gastronomía. La Garriga es una zona de fértiles huertas. Además, sobresale la producción artesanal de queso, vino o miel.

Entre las legumbres destaca la Mongeta del Ganxet, producto con D.O.P. Es el elemento principal de multitud de guisos. Esta judía puede cocinarse con butifarra. Este es uno de los embutidos más célebres de la localidad. Bien queda demostrado esto durante la feria dedicada a su nombre que tiene lugar cada mes de febrero.

Puedes comer en La Garriga Pa de Pagès Català, perfecto compañero con I.G.P. para los platos más tradicionales. Otro plato clásico de la zona es el cap i pota, un guiso de casquería. Es similar a los callos pero elaborado principalmente con cabezada de ternera. Por lo demás, en los restaurantes de la localidad encontramos multitud de recetas típicas. Anímate a probar carnes guisadas con setas, embutidos o arroces a la cazuela.

judias butifarra
comer garriga espana fascinante

En Bermutegi te sorprenderá la variedad de sus pinchos y tapas, un sitio perfecto para comer en La Garriga acompañado de un vermut. Sirven un buen jamón y son rápidos.

El bar Jovi además de ensaladas llenas de sabor por todos los ingredientes con que las preparan, destaca por su barra de pinchos. Comida casera que a veces se disfruta con música en directo.

comer garriga bar bermutegi
Bar Bermutegi
comer garriga bar jovi
Bar Jovi

El restaurante La Garrafa es elegante y perfecto para una ocasión especial. El precio es un poco más elevado pero los platos los elaboran con productos de primera calidad. Su carta se basa en recetas tradicionales.

Por su parte, el restaurante el Castell de Rosanes ofrece una carta de comida japone en un entorno idílico, sobre todo con la iluminación nocturna. Una finca con zona chillo ut y una terraza moderna entre los muros de un castillo de cuento.

Si es verano y quieres refrescarte te sugerimos para comer en La Garriga La Cabanya. Quizá la presentación pueda mejorar un poco pero sus platos están muy buenos, que es lo que importa. Pan de coca, croquetas, huevos estrellados… Platos normales en un salón muy elegante. Además, cuenta con piscina en su interior.

comer garriga restaurante garrafa
Restaurante La Garrafa
comer garriga restaurante castell rosanes
Restaurante Castell de Rosanes