Comer en Aínsa

Comer en Aínsa

Este pueblo de la provincia de Huesca es perfecto para degustar distintas recetas y platos. Si decides comer en Aínsa encontrarás una repostería de calidad y bien buena. ¿Te vienes?

La villa de Aínsa es uno de los lugares más turísticos del Pirineo oscense. Su atractivo natural está incuestionable unido a la calidad de sus gentes y su gastronomía. A la hora de comer en Aínsa, se aprovechan los productos aportados por el medio; la ganadería, la agricultura y la caza son tres de los pilares básicos de su economía y gastronomía. Así, las carnes de vacuno y cordero se presentan como las reinas de una cocina local que, además, es fecunda en productos hortícolas y micológicos.

En enero son típicos los derivados de la matacía (matanza en Aragón) del cerdo como tortetas, morcillas, longanizas o costillas que posteriormente se guardarán en conserva para su consumo durante el resto del año. El otoño es temporada de setas y es frecuente verlas acompañando las diferentes especialidades culinarias locales. En los restaurantes de Aínsa se puede disfrutar de numerosos platos propios de la cocina local como el ternasco asado, el solomillo de ciervo o vaca, los caracoles con ajoaceite o las chiretas, tripas de cordero rellenas de entrañas especiadas y arroz.

La repostería también tiene un hueco importante en su gastronomía de la mano de sus tortas anisadas, pastillos y crespillos de borraja. En honor a sus caldos se celebra todos los años El Punchacubas, feria y concurso de vinos de cosecha local. Otra ocasión especial para conocer qué comer en Aínsa puede ser la fiesta de La Morisma.

embutidos ainsa
niscalos ainsa
cespillos borraja ainsa

Si lo que se busca para comer en Aínsa son bares de tapas, la localidad tiene buenos exponentes en los bares L’Alfil y La Carrasca, dos de los más reconocidos del lugar. La Carrasca cuenta con una fantástica barra de pinchos.

comer ainsa bar lalfil
Bar L’Alfil
comer ainsa carrasca
Bar La Carrasca

Existen numerosas opciones donde comer en Aínsa. Callizo es uno de los restaurantes con más prestigio de la localidad gracias a una cocina de vanguardia que sienta sus bases en la tradición gastronómica de la zona y hace especial ahínco en los mejores productos autóctonos de temporada.

El restaurante Bodegón de Mallacán es otro clásico para comer en Aínsa. Dispone de varios salones independientes y ofrece una carta marcada por la presencia de formas clásicas y propias del recetario local.

El restaurante Alberto está dividido en dos espacios diferenciados. Por un lado, está un restaurante de corte tradicional que cuenta además con una dilatada experiencia en el campo de la organización de eventos y la celebración de banquetes; por otra parte, en su brasería es posible degustar carnes de la mejor calidad.

La Parrilla es otro lugar a tener en cuenta en Aínsa. Su cocina está especializada en productos a la brasa, pero sin desatender otras propuestas gastronómicas de carácter autóctono.

comer ainsa restaurante callizo
Restaurante Callizo
comer ainsa restaurante bodegon mallacan
Restaurante Bodegón de Mallacán
Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar