No es difícil entender que los antiguos griegos situaran el mítico Jardín de las Hespérides en las islas Canarias porque aquí, en el Jardín de la Marquesa de Arucas, con su clima de eterna primavera y exuberante vegetación, nos. Continuar leyendo