La plaza de toros de Olivenza, en la provincia de Badajoz, es una de las primeras plazas en abrir cada año la temporada de ferias taurinas en España. También una de las más curiosas de la comunidad autónoma junto a la Ancianita de Béjar. En la actualidad tiene una capacidad de 5.600 localidades, lejos del tamaño de los mayores cosos españoles como el de Pamplona o Las Ventas en Madrid. Esto no quiere decir que no sea importante. Su feria se celebra el primer fin de semana de marzo y acuden las principales figuras del toreo.

Historia de la plaza de toros de Olivenza

El coso de Olivenza es de los más antiguos de España, con más de un siglo de historia. Fue en enero de 1857 cuando la Reina Isabel II dio una Real Orden por la que se sirvió conceder el permiso para construir una plaza de toros en esta localidad fronteriza. Fue en el interior del baluarte número cuatro de la ciudad. La inauguración fue el 29 de junio de 1868. Se trató de una novillada con el joven Francisco Arjona Cuchares, que le concedió la alternativa al torero pacense Juan Cuervo.

Interior de la plaza de toros de Olivenza

Interior de la plaza de toros de Olivenza. | capitaldeltoro.es (Servando Rodríguez Franco)

Años más tarde, en 1958 se realizaron las obras de construcción de las columnas y los arcos que hoy adornan la parte alta de la plaza. Allí se ubicaron las gradas y arcos. Por aquel entonces era presidente de la Sociedad Plaza de Toros de Olivenza, propietaria del inmueble, el ganadero D. Bernardino Píriz Carballo.

La reforma más importante se acometió entre los años 1990 y 1991. Entonces los hermanos Marceliano y Pablo Ortiz Blasco adquirieron la mayoría de las acciones de la sociedad propietaria del coso oliventino. Así, siendo presidente D. Marceliano Ortiz Blasco, se realizó la remodelación total de las instalaciones. Afectó tanto a su aspecto exterior como a los corrales y chiqueros. Además, se decidió numerar los tendidos con piedras de mármol. Por otro lado, se implantó un efectivo sistema de drenaje en el piso, se cubrió el ruedo de albero, se sustituyeron todas las tablas del callejón y los burladeros se hicieron nuevos. Por último, se hicieron nuevos chiqueros, para adecuar las instalaciones donde las reses permanecen hasta la hora de la corrida con un sistema de pilas con agua corriente. La plaza de toros tiene la capacidad de 5.600 localidades numeradas.

Feria del Toro de Olivenza

La feria de la localidad de Badajoz se denomina, Feria del Toro, es de las más importantes de España y es la encargada de abrir la temporada. Fue creada en el año 1991 a iniciativa del ayuntamiento, los propietarios de la plaza de toros y algunos empresarios. Debido a su su importancia la feria taurina de Olivenza fue declarada en 2013 Fiesta de Interés Turístico Regional de Extremadura. ​ Además, la Diputación de Badajoz aprobó el 31 de enero de 2020 iniciar los trámites para que la Feria del toro de Olivenza sea declara de Interés Turístico Nacional.

Cartel de la Feria del toro de Olivenza

Cartel de la Feria del toro de Olivenza 2019. | capitaldeltoro.es

La feria de Olivenza es una de las primeras ferias del calendario taurino español. Es la primera de las ferias que se celebran en Extremadura, se da cita la primera semana de marzo. ​Hay que destacar que pese a la diferencia de tamaño en comparación con cosos como La Monumental de Frascuelo en Granada, la plaza de Jerez, La Merced en Huelva, la de Toledo o La Glorieta en Salamanca.

Se desarrolla durante los cuatro días y es punto de encuentro de aficionados de diferentes puntos de España, así como de Portugal, Francia, Italia y Alemania. No todas las actividades están centradas en el eje de la plaza de toros. En paralelo a los festejos taurinos se desarrolla la feria del toro en el recinto ferial de la ciudad. Allí se dan cita representantes del sector servicios del mundo taurino. La ocasión se complementa con un amplio programa de actividades culturales. Para dar una idea del impacto económico de la feria, se calcula que generó 5,3 millones de euros en España durante 2018. De ellos se quedaron 2,8 en Extremadura. La asistencia media de aficionados fue de 12.000.

La feria de Olivenza tiene con varios hitos a lo largo de su historia. Por ejemplo, las reapariciones del maestro Ortega Cano​ en marzo de 2001 o la de Juan José Padilla​ en 2012. El torero vovlió tras la grave cogida sufrida meses atrás en la Feria del Pilar de Zaragoza y su retirada el año pasado. En la retina de los aficionados también queda la reaparición de Espartaco y El Juli en 1999 en la que se llegaron a pagar entre 40 y 100.000 pesetas de la época por una entrada de tendido de sombra.