Zaragoza cuenta con una de las plazas de toros más importantes de España, conocida como La Misericordia o el coso de Ramón Pignatelli, en honor al doctor que la mandó construir. Está considerada de primera categoría cuenta con un ruedo de metros de diámetro. Dispone de seis corrales, tres corraletas para el apartado de los toros, ocho chiqueros, seis de ellos con salida directa al ruedo y otro par de desahogo ubicados en una de las corraletas de apartado. También hace gala de una cuadra para caballos y una enfermería. Fue la primera plaza de toros de España en poseer una cubierta.

Tiene una  capacidad para 10.072 aficionados tras haber reducido las localidades. Al tiempo, es propiedad de la Casa-Hospicio Provincial, a cargo de la Diputación Provincial de Zaragoza. Su categoría hace que sea comparable en notoriedad a Las Ventas de Madrid, Vista Alegre en Bilbao o el Coso de los Califas en Córdoba.

Plaza de toros de Zaragoza

Plaza de toros de Zaragoza. | Wikimedia

Historia de la plaza de la Misecordia

El primer festejo de Zaragoza fue el 10 de febrero de 1592, con motivo de la visita del rey Felipe II a las Cortes de Aragón. En Pamplona a su paso le habían organizado una corrida de 24 toros y en Estella otra de 18 toros. Cuentan que hasta el siglo XVIII los festejos taurinos que se celebraban en la capital maña tenían lugar en los alrededores de la Aljafería, Coso y Magdalena. En abril de 1764 se firmaron las escrituras del Campo y las Eras del Toro, el emplazamiento actual. En seis meses, en las fiestas del Pilar de aquel año, se inauguró la Plaza de Toros de Zaragoza actual. Sin embargo, las obras no finalizaron hasta el año siguiente. Su inauguración con festejo tuvo lugar fue el 7 de noviembre de 1764.

Plaza de toros de Zaragoza

Plaza de toros de Zaragoza. | Wikimedia

La construcción original experimentó diversas reformas y ampliaciones a lo largo del tiempo. La más importante se acometió en 1916, en plena «edad de oro del toreo», a cargo de los arquitectos Miguel Ángel Navarro Pérez y Manuel Martínez de Ubago Lizarraga. Dotaron al coso taurino de su aspecto neomudéjar actual y ampliaron la capacidad de los tendidos. Para ello extendieron el anillo exterior con un porche en el piso bajo. La ampliación se realizó a base de ladrillo, con inclusiones de piedra en sus elementos representativos. Como es habitual en este tipo de construcciones destaca la austeridad decorativa.

En tal momento se construyen las fachadas exteriores de ladrillo y la gran puerta neomudéjar. Quedó rematada por el escudo de Aragón flanqueada por dos cabezas de toro. La construcción del exterior se recubrió con arcos de medio punto dispuestos en tres alturas, que ayudan a la circulación peatonal. La reforma fue tan importante que, a todos los efectos, se considera una plaza distinta.

A partir del año 1989 se empezó nueva reforma, que incluyó la instalación de una cubierta móvil de teflón. Fue proyectada por el ingeniero alemán Bergemann y los arquitectos Juan Kuhnel y José Mª Valero que se inauguró en la Feria del Pilar de 1990. Consiste en una cubierta, fija sobre los tendidos y móvil sobre el ruedo, hecha de teflón con nervios de metal, cinturón de hierro y hormigón. Esta última obra ha convertido a la plaza de toros zaragozana en la primera de España que contó con cubierta.

Plaza de toros de la Misericordia en Zaragoza

Plaza de toros de la Misericordia en Zaragoza. | Wikimedia

El día 6 de octubre del 2001 se inauguró un nuevo edificio pegado a la plaza de toros, de unos 475 metros cuadrados. Contiene un bloque quirúrgico, una sala de prensa y una zona multiusos con capacidad para 40 personas. La nueva enfermería cuenta con una sala previa de preparación del herido, otra sala de curas con tres camas y una tercera sala especialmente dedicada a la reducción de traumatismos que no precisen operación. Finalmente a todo ello se suma al quirófano principal y la sala de reanimación.

Feria del Pilar de Zaragoza

La Feria del Pilar es de las más importantes de España. Por ejemplo, se encarga de cerrar la temporada taurina en España. Asimismo, en Zaragoza no solo se celebra esa feria, también otra con menos festejos en abril en honor a San Jorge. Los toros en Zaragoza tienen una gran importancia y buena parte de las fiestas de El Pilar giran en torno a la plaza de toros. Así, se celebran desde corridas de rejones, novilladas, recortes, bombero torero…

Por otro lado, la plaza de toros de La Misericordia ha vivido grandes hitos taurinos. Por ejemplo el indulto del toro “Llavero” de la ganadería de Carriquiri el 14 de octubre de 1860. El último evento más importante ha sido la despedida de Juan José Padilla el 14 de octubre de 2018. Cortó dos orejas y salió por la puerta grande arropado por todos sus compañeros.