La ciudad de Huelva posee una enorme tradición taurina. Prueba de ello es que a finales del siglo XIX ya contaba con una plaza en el mismo lugar que el actual. Se hallaba en las laderas del Cabezo de Conquero, a la salida de la ciudad. Por allí avanzan los peregrinos del Camino de Santiago del Sur hacia Aracena y Mérida, para continuar después por la Vía de la Plata. Esta ruta alcanza otros grandes lugares taurinos, como Salamanca con la Glorieta o Béjar y su Ancianita.

La plaza contaba con una capacidad de unos 6.000 espectadores, dos plantas y un ruedo de 45 metros.  Se mantuvo hasta el año 1898. Durante esos años la figura más destacada fue el Litri. En 1901 se inició el proyecto de la plaza, inspirada principalmente en la de Madrid, la predecesora de Las Ventas.

Plaza de toros de Huelva en 1968.

Plaza de toros de Huelva en 1968. | Cultoro

Historia de la plaza de toros de Huelva

La antigua plaza de toros de Huelva tenía el mismo emplazamiento que la actual. Por tanto, está en el extremo de la calle Gravina. Para alcanzarla hay que tomar la carretera que conduce a Gibraleón. Su amplio aforo se distribuía en una construcción que abarcaba 45 metros de perímetro.

Al finales del XIX, la aparición del matador de toros onubense Miguel Báez Quintero «Litri» elevó sobremanera la afición a los toros. En febrero de 1902 se empezó la construcción del nuevo coso. Se inauguró el 5 de septiembre del mismo año, con una corrida de toros de la ganadería de Marqués de Saltillo. Los lidiaron «Litri» y «Machaquito». Su capacidad era aproximadamente similar a la del anterior coso. Sin embargo, el tiempo hizo mella. Finalmente solo quedó en pie su estructura. Durante largo tiempo estuvo en total abandono.

La Merced, Plaza de toros de Huelva

La Merced, Plaza de toros de Huelva. | Wikimedia

Una reconstrucción clave

Sin embargo, la Vega Larga de Merced seguía sintiendo nostalgia de las tardes de gloria. Fue entonces cuando se volvió a reconstruir, conservando su centenaria estructura. El empresario José Luis Pereda, propietario de la plaza, hizo volver el esplendor de los toros a Huelva. El 29 de Julio de 1984 se reinauguró la plaza de La Merced. El cartel lo protagonizaban los espadas Miguel Báez Espuny «Litri», que reaparecía para esta ocasión, Curro Romero y Pepe Luis Vázquez. Los toros lidiados estaban marcados con el hierro de Jandilla.

La plaza de toros de La Merced ha sido testigo de grandes momentos. Por ella han desfilado las figuras de todas las épocas. Desde 1984, la Vega Larga de Merced ha vuelto a vestirse de luz y color con tardes de toros. Bajo la vista del Cabezo del Conquero se ha continuado la tradición taurina. Gracias a ello se ponía a la altura de otras capitales andaluzas, como Granada con su nuevo coso, Málaga con la Malagueta o Sevilla con su preciosa Maestranza.

José Tomás en su gran tarde onubense

José Tomás en su gran tarde onubense. | YouTube

La feria de toros de Huelva se celebra el primer fin de semana de agosto y es una de las más importantes del panorama nacional. La razón es que reúne a los principales toreros del escalafón. Uno de ellos José Tomás en el año 2016. Cuatro orejas y petición de rabo para el de Galapagar, fue una tarde extraordinaria en la que salió a hombros.