fbpx

Semana Grande de San Sebastián: cultura, historia y mucha fiesta

Semana Grande de San Sebastián

La Semana Grande de San Sebastián es una fiesta completísima que representa el momento cumbre del veraneo donostiarra. Durante los días próximos al 15 de agosto, durante una semana, las calles de San Sebastián se llenan de buen ambiente, música y diversión. Es una maratón festiva marcada por la celebración y la participación ciudadana. Hay que tener en cuenta que al tratarse del periodo estival hay numerosos veraneantes procedentes de toda España y del extranjero.

Los orígenes de la semana grande de San Sebastián se remontan al siglo XIX, a la llamada Belle Époque donostiarra. Entonces la ciudad era destino de vacaciones de la Corte Real y la aristocracia de España y Europa. Durante los meses de verano solían proyectarse diferentes actividades para entretener a los visitantes procedentes de toda España y una de las principales era la feria taurina de verano. Tras la inauguración de la nueva plaza de toros en Atocha, las corridas comenzaron a denominarse Semana Grande de San Sebastián.

Con el paso de los años, esta Semana Grande de San Sebastián original ha cambiado radicalmente introduciendo en su programa todo tipo de actos y espectáculos de diferente índole. Es suficiente para atraer año tras año a infinidad de visitantes y hacer que los donostiarras disfruten como nunca de su ciudad.

Acto inaugural y actividades culturales

Tamborrada San Sebastián
Tamborrada San Sebastián.

El acto inaugural de la Semana Grande tiene lugar en Alderdi Eder, frente al ayuntamiento. Se trata del estruendoso Cañonazo que se hace acompañar de los sones del Artillero, cantado en euskera por todos los congregados para la ocasión. A partir de ese momento da comienzo la Semana Grande de San Sebastián y los donostiarras toman la calle con la intención de no soltarla hasta una semana más tarde. El programa de fiestas engloba actividades para todos los gustos. Así no hay nadie que no se vea representado en un concierto, un espectáculo o algún acto.

También te puede interesar  ¿Por qué los Premios Goya se llaman así?

Como en otras ciudades, desde los orígenes de esta fiesta se viene celebrando una Feria Taurina, actualmente en la Plaza de Toros de Illumbre. En el plano de las actividades deportivas, destacan las carreras de caballos, el campeonato de vóley playa, las exhibiciones de deporte rural vasco (herri-kirolak) o la competición de natación Getaria-San Sebastián.

La donostiarra es una población con mucho arraigo musical. Esto se demuestra con la multitud de conciertos gratuitos que todos los días de la Semana Grande de San Sebastián tienen lugar en diversos rincones. Desde el folclore más tradicional hasta el pop y el rock más contemporáneo. De entre todos ellos, suelen sobresalir los conciertos de la explanada de Sagüés, en la playa de Zurriola. Siguiendo con la música, la Sociedad Gaztelubide se reúne en la puerta de su sede social, en la Parte Vieja, para entonar el himno Festara y otras composiciones tradicionales.

Los Gigantes y Cabezudos tienen también un papel importante en las fiestas desde su aparición en el año 1982. Se trata de una comparsa formada por ocho gigantes y trece cabezudos. Los gigantes, de más de cuatro metros de altura, representan a parejas de Guipúzcoa, Álava, Vizcaya y Navarra. Resulta encomiable verlos bailar al son de los txistularis.

Por su parte, los cabezudos homenajean a la propia ciudad de San Sebastián por medio de sus fiestas y sus tipos populares. Así, la Tamborrada está representada en el Cocinero, la Cantinera y el Tamborrero y el Carnaval por Arlequín y Pierrot. Junto a ellos desfilan caseros, pastores u otros personajes que evocan los tiempos de la Belle Époque.

Concurso Internacional de Fuegos Artificiales y piratas

Playa de La Concha
Playa de La Concha, San Sebastián. | Shutterstock

Uno de los mayores eventos de la Semana Grande de San Sebastián es el Concurso Internacional de Fuegos Artificiales, en el que prestigiosos especialistas internacionales miden sus fuerzas anualmente. Cada noche, un participante es el encargado de iluminar la bahía de la Concha con sus habilidades pirotécnicas. Mientras, los donostiarras contemplan el espectáculo siguiendo algunos la sana tradición de comerse a la vez un helado. El último día, el ganador recibirá la Concha de Oro y las fiestas se clausurarán con un gran espectáculo de luz, pirotecnia y sonido.

También te puede interesar  Los carnavales más curiosos y llamativos de España

Cabe hablar de los piratas. Donostiako Piratak es un colectivo ciudadano que, descontento con el modelo municipal de gestión de festejos, comenzó a reclamar nuevos modos alternativos basados en una mayor actuación y gestión popular. Sus acciones se iniciaron en 2003 con un desembarco pirata en la playa y la instalación de zonas de fiesta alternativas a las propuestas por el concejo. Poco a poco, su papel se ha ido incrementando y más espacios urbanos han sido conquistados a favor de este colectivo. Actualmente, el programa oficial de fiestas ya incluye sus acciones entre sus páginas y los piratas desembarcan literalmente año tras año en playas donostiarras para instaurar sus casetas, sus conciertos y su modelo de fiesta, alternativo pero ya oficializado.

Como se puede ver, la Semana Grande de San Sebastián es una ocasión única para divertirse en la que tienen cabida todos los gustos, todas las gentes y todas las edades.