Recetas españolas antiguas que ahora nos parecen una barbaridad

Son muchas las recetas españolas antiguas que actualmente pueden sorprendernos, pero que para nuestros padres o abuelos era un plato de comida como otro cualquiera. Algunas de ellas eran recetas de la Guerra Civil, que servían como aprovechamiento o como sustituto de productos imposibles de conseguir. ¿Te atreverías a probar alguna de estas recetas españolas antiguas?

La paella original se elaboraba con rata de marjal

Recetas españolas antiguas
Recetas españolas antiguas sorprendentes como la paella con rata de marjal

Entre las recetas españolas antiguas que más nos impresionan, nos encontramos con la paella. En sus orígenes, la receta de paella valenciana, esa que tantos gritos en el cielo levanta cuando se alteran sus ingredientes, se elaboraba con rata. Localidades como Silla, Sueca o Catarroja incluían rata de marjal como sustituto de la carne que se usa hoy en día. Con motivo de la carencia de otros alimentos se utilizaba este roedor el cual recuerda en sabor al conejo.

La rata de marjal actualmente es una especia protegida que habita cerca de barrancos y las zonas fangosas del lago de la Albufera. Se alimenta de vegetales y arroz.

Lagarto a la parrilla

Recetas españolas antiguas
Lagarto a la parrilla, típico en los 80

Durante los años 80, Extremadura preparaba una de las recetas españolas antiguas que algunos desean resucitar. Hablamos del lagarto a la parrilla, especialmente común en la provincia de Cáceres. Ahora el lagarto ocelado no se come, pero no porque a algunos les suene a barbaridad. ¡Hasta hay gente que pide su retorno a las cocinas! Sino porque la demanda casi le llevó a la extinción.

Gato guisado o en salsa, a tu elección

Recetas españolas antiguas
Asado, en salsa o guisado

Aunque los amantes de los felinos se echen las manos a la cabeza, el gato es una de esas recetas españolas antiguas que más duelen. Seguro que has oído la expresión “dar gato por liebre”. Precisamente proviene de la artimaña de algunos por intentar pasar carne de liebre o conejo por la de gato.

Entre las recetas españolas antiguas, la de gato ostenta varios ejemplos reseñables. Así llegamos hasta Ruperto de Nola, que fue cocinero del rey Fernando de Nápoles, primo bastardo de Fernando el Católico. Presumía de cocinar gato asado para su rey. Alcanzó tal fama que a finales del siglo XV la receta se incluyó en el libro “Llibre de doctrina per a ben servir, de tallar y del art de coch”. Más tarde, Carlos I lo hizo imprimir en Toledo bajo el título ‘Libro de Cozina’. Se reeditó en considerables ocasiones.

Unos siglos después, en 1983 José Castillo publica ‘Recetas de cocina de abuelas vascas’. En este libro proporciona una receta de gato guisado y otra de gato en salsa.

Un extracto de la receta cita así: El gato que esté gordo tomarás y degollarlo, y después de muerto cortarle la cabeza y echarla a mal porque no es para comer, que se dice que comiendo de los sesos podría perder el seso y juicio el que lo comiese.

Las mondas de patata y naranja, las tortillas de la escasez

recetas españolas antiguas
Recetas españolas antiguas de la Guerra Civil

Como lo lees. Este ejemplo de platos de la Guerra Civil ahora nos suena a barbaridad, pero para muchos españoles suponía la diferencia entre comer o pasar hambre. De esta manera, se aprovechaba la piel de la patata para después freírla e introducirla en la tortilla. También se hacía con las hojas de remolacha, la piel de los plátanos y las vainas de las habas.

Por otra parte, lo mismo ocurría con la naranja. La comida de la Guerra Civil y los estragos que ésta dejó, propició que el ingenio desarrollara recetas contra el hambre. En este caso, el pellejo de naranja se comía en crudo o frito. Hablamos del albedo, es decir, la parte blanca que se encuentra entre la fruta de la naranja y la cáscara. Y no es una locura. Aquí reside parte de la fibra de la naranja. Además, fritas también se introducían en la tortilla.

Otra de las recetas españolas antiguas que a día de hoy nos pueden sorprender es la de tortilla sin huevos ni patatas. Durante la guerra, el huevo era un producto de elevado valor, por lo que se sustituyó por una pasta hecha con bicarbonato, harina y agua.

Así lo cuenta el conocido gastrónomo Ignási Domench i Puigcercós en la edición ‘Cocina de recursos’, de finales de 1938. Un ejemplo de recetario de la cocina de subsistencia.

Cafés de recuelo

recetas españolas antiguas
La evolución del café es inmejorable

En Madrid, en momentos de necesidad, se popularizaron los cafés de recuelo. Se trata de una bebida elaborada con leche aguada y restos de café cocido por segunda vez. Este café triunfó de nuevo durante la guerra y la posguerra. En ese momento se preparaba con plantas alternativas o variantes de cereales, como la cebada o la achicoria. Se freían en una sartén y después de molía en las casas.

Tal es la fama del café de recuelo que aparece nombrado en la célebre obra ‘Luces de Bohemia’, de Valle-Inclán. Incluso así, es una de esas recetas españolas antiguas que es mejor dejar en el recuerdo, sobre todo por el contexto en el que se desarrolla.


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Seguro que has visto en más de una ocasión un arco del triunfo de España Más información
Septiembre marca el final del estío. Las temperaturas bajan y las lluvias dejan claro que Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Escapadas al campo o al parque, acampadas, excursiones al monte, planes de senderismo… A la Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Cada pueblo tiene su historia, su gente, sus leyendas y tradiciones. Pero hay aspectos que Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]España es un lugar de tradiciones y con fuertes raíces religiosas, por ello muchas de Más información

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar