Vehículos clásicos en el País Vasco

Por norma general se considera como “clásico” a cualquier vehículo con una fecha de fabricación superior a 25 años de antigüedad. Esta categoría se encuentra regulada por una normativa (el Reglamento de Vehículos Históricos) que establece una serie de parámetros y peculiaridades. Una de ellas es la obligación de que todos los recambios de un vehículo de estas características sean originales o, en el caso de que esto no sea posible, réplicas exactas de dichas piezas.

Es natural asociar la imagen de un clásico a la de un automóvil, pero la categoría afecta a cualquier tipo de vehículo, desde motos hasta camiones o tractores.

El coleccionismo de vehículos clásicos está muy extendido en España aunque su mercado es más bien reducido y los concesionarios y empresas dedicados a su venta no son especialmente numerosos. Además de modelos de fabricación nacional, son también muy apreciadas las marcas extranjeras, especialmente las alemanas y estadounidenses. Existen en España auténticas colecciones particulares que dan a entender la pasión que levantan este tipo de vehículos entre los coleccionistas y aficionados.

El microcosmos del motor histórico resulta siempre fascinante y está rodeado de multitud de actividades complementarias como la fabricación de piezas y recambios o los talleres especializados en reparación y restauración de vehículos. Existe la posibilidad de contemplar estas piezas de coleccionista en cualquiera de las múltiples concentraciones, ferias o salones de vehículos históricos que se celebran puntualmente en diferentes ciudades del país. Los vehículos clásicos en el País Vasco son un referente para los amantes de los automóviles.

Museo del Rolls-Royce

En el País Vasco merece la pena destacar el Museo del Rolls-Royce, cerca de Avellaneda.Una torre de defensa del siglo XIII, en Galdames (Vizcaya), acoge esta colección particular de 75 vehículos, principalmente de la firma Rolls-Royce.  Se trata  de la única colección Rolls-Royce en Europa con todos los modelos fabricados entre 1910-1998. Es una colección referente entre los vehículos clásicos del País Vasco y también de Europa.

Situada en plena naturaleza y a sólo 30 km de Bilbao, la reconstruida torre medieval de Loizaga alberga además otra selecta colección de coches antiguos, clásicos y deportivos. Abre los domingos y festivos por la mañana y la entrada son 7 euros. Es una gran oportunidad en la que podrás disfrutar de estos vehículos clásicos en el País Vasco.

Imagen principal: El Coleccionista de Instantes 

Comentarios Facebook

About the author