Pelota Vasca

La pelota vasca es un deporte que cuya práctica ya fue documentada en el siglo XIV, cuando los reyes de Navarra lo practicaron; posteriormente se incorporaron al mismo distintos grupos sociales: clérigos y comerciantes de los nucleos más grandes de población, hasta el punto de que en las paredes de las iglesias de gran parte de Euskal Herria se improvisaron frontones. Las modalidades más antiguas de pelota vasca se jugaban sin pared, colocándose los contrincantes unos frente a otros (al estilo de la pelota valenciana actual, que mantiene ese estilo histórico); esas modalidades eran las llamadas bote luzea, mati jokoa, pasaka y guante laxoa; las dos últimas todavía ahora se practican, si bien minoritariamente. Progresivamente, a partir del siglo XIX los ayuntamientos de muchas poblaciones construyeron frontones diseñados para la práctica de las modalidades de pelota vasca que incluían la percusión de la pelota contra un muro, volviéndose estas muy populares. Durante el siglo XX  esas modalidades, que describimos en esta página, son las más difundidas. Hoy hay pelotaris profesionales y aficionados juegan en frontones y trinquetes del País Vasco, Navarra, La Rioja  y Castilla y León principalmente. La pelota vasca también se practica en algunos países de Europa, América y Asia. Su nombre deriva de la pelota sólida, formada por tiras de goma trenzada, rellena de lana y recubierta de cuero. Se trata de un espectáculo en que participan deportistas profesionales y en el que se puede mover mucho dinero a través de las apuestas.

REGLAS GENERALES

La pelota vasca se juega “mano a mano” o entre dos parejas. Después de sacar, la pelota debe de golpear necesariamente en la pared frontal o “frontis”, para botar después de la línea de “pasa” y antes de la línea de “falta”. Los partidos son al mejor de tres juegos (dos, y uno de desempate); se juega cada partido hasta que alguien consiga 22 puntos, sin límite de tiempo.

Saques

Si no llega a la línea de pasa se cambia el turno y si bota detrás de la línea de falta se puede volver a sacar. Se pierde un tanto cuando la pelota:

  • Llega a dar dos botes seguidos antes de devolverla válidamente.
  • Golpea en otro lugar antes de rebotar contra el frontis.
  • Bota fuera de la cancha.
  • toca el techo.
  • hay dos saques malos seguidos.

Cada pelotari (o su “botillero” o técnico) puede solicitar hasta cinco descansos de dos minutos, los concede un único juez controlador que decide sobre controversias y aprueba el tanteo.

MODALIDADES

La pelota vasca se juega en varias modalidades, según sea la forma y dimensiones de las canchas. Las más habituales son los frontones, formados por tres paredes en forma de “U” o “L”.La primera pared contra la que se debe de estrellar necesariamente la pelota es el frontis, delimitado por una línea de marca mímica de golpeo denominada “chapa” (y situada a un metro del suelo) y por una marca de golpeo superior situado a 10 metros de altura. La pared de frontis suele tener una anchura de unos diez metros. La pared a la izquierda del frontis se denomina “pared de rebote” y puede tener 30, 36 y 54 metros de largo según las modalidades que a continuación se explican. A la derecha de la cancha hay una “contracancha” donde no puede botar la pelota pero a la que pueden acceder los jugadores para devolver las pelotas; en ella están instalados los jueces y los botilleros de los jugadores. Finalmente, puede haber una tercera pared final contra la que eventualmente pudiera rebotar la pelota en determinadas modalidades.

Las tres clases de frontones para pelota vasca definen una modalidad. En los de 30 metros de largo se suele jugar al frontenis. En los de 36 metros de longitud se juega a pala corta y pelota a mano. Los frontones de 54 metros de largo se emplean para cesta punta y a pala.

El suelo del frontón está dividido en tres “cuadros” que van del frontis a la pared final opuesta. El primer cuadro tiene cuatro metros de largo desde el frontis hasta la línea de “falta”, y otros cuatro metros desde ésta a la línea de “pasa”, el tercer cuadro va d ela línea de pasa hasta el final.

Una segunda clase de cancha es el trinquete o “cancha cerrada” de unos 30 metros de largo en las dos paredes de rebote, lo que hace que se trate de un espacio de juego completamente aislado del público. Una de sus singularidades es la existencia de una pared de rebote a la derecha del frontis, contra la que puede golpear lícitamente la pelota. Actualmente, esta pared derecha es de material traslúcido y detrás de ella se colocan unas gradas para el público. Esta pared derecha está unida al frontis por un plano vertical inclinado que también es válido para el bote de la pelota. Otra especificidad del trinquete es la existencia de un tejadillo en la parte de inferior de la pared de rebote izquierda; este tejadillo protege una galería desde la que los espectadores asistían al partido antes de que estuvieran disponibles los materiales traslúcidos de la pared derecha. Actualmente hay espectadores a derecha e izquierda del frontis, antes solo podía asistir – unos pocos- debajo de ese tejadillo.

El tejadillo no es bote válido, por lo que se puede contestar la pelota que baje rodando desde éste y seguir el juego como si no lo hubiera tocado. Desde lo alto del tejadillo hasta el suelo hay una red vertical de protección d e los espectadores llamada sare; si la pelota en juego rebota en el frontis, bota una vez en el suelo y luego toca el sare se consigue un tanto. Es decir, es una superficie que no permite la contestación posterior al oponente.

 

ESPECIALIDADES

La pelota vasca a mano está considerada la más auténtica y la más popular. Se puede jugar “mano a mano” entre dos pelotaris, o por parejas (4 pelotaris a la vez). Se puede golpeas la pelota con las dos manos, a la que se les suelen aplicar un recubrimiento de esparadrapo o tela adhesiva para proteger la palma y la primera falange de los dedos. En el “mano a mano” debe de golpear alternativamente la pelota cada jugador hasta que uno falle. En las partidas por parejas debe de devolver la pelota alguno de los jugadores de la pareja contraria, pudiendo ser uno de ellos las veces que a ellos las parezca más conveniente; así mismo, cada pareja elige cual de sus miembros va a hacer los saques que les vaya correspondiendo.

Pío Baroja la denominó en vascuence “fiesta alegre”, nombre por la que es conocida en el mundo entero. También está considerado “el deporte más rápido del mundo” por la velocidad que alcanza la pelota. Se caracteriza por emplear como herramienta – para pararla y para volver a lanzar la pelota – una cesta con estructura de madera de castaño y revestida de mimbre, que se ajusta a la mano mediante un guante de cuero. La cesta tiene una bolsa de retención de 15 centímetros.

Es muy importante recordar que al recibir la pelota el pelotari no puede desplazarse de éste lugar, desde el cual debe de devolverla para no incurrir en penalidad. Es la especialidad de xistera más popular, practicada también en frontones de América y Asia.

El llamado “juego limpio” (traducción de joko garbi) es la otra especialidad de xistera. Su nombre deriva de una importante diferencia con el jai alai; en esta especialidad no se pude retener la pelota; ésta se desliza por la xistera para ser lanzada de nuevo sin haber llegado a ser detenida. Para aguantar un golpeo más fuerte y rápido es necesario que la herramienta esté construida con una estructura más compacta y dura (generalmente de madera de avellano), su tejido se realiza con junco en lugar de con mimbre, y carece de bolsa de recogida, por lo que es más estilizada que la del jai alai.

Se trata de una especialidad minoritaria, que se practica en algunos frontones y trinquetes de Gipuzkoa y Navarra.

En esta especialidad de pelota vasca la herramienta utilizada para el impacto es una pala de madera de una sola pieza, preferiblemente de haya. Puede ser corta o larga en función de la pelota que se emplee y de las dimensiones del frontón.

En esta especialidad de pelota vasca se utiliza una herramienta de madera o mimbre curvado, en cuyo interior está trenzada una redecilla sin tensar. Ésta redecilla es en la que se detiene la pelota, antes de ser vuelta a lanzar sin llegar a moverse del sitio.
Especialidad frontenis
Se emplean raquetas de todos los tipos posibles (madera, metálica, grafito), simple o doble cordado, la longitud y anchura no tiene limitaciones. Las pelotas son de goma de color blanco o amarillo.

Se emplean raquetas de todos los tipos posibles (madera, metálica, grafito), simple o doble cordado, la longitud y anchura no tiene limitaciones. Las pelotas son de goma de color blanco o amarillo.

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar