Juegos y Deportes Tradicionales Castellanos y Leoneses

Los juegos y deportes tradicionales castellanos y leoneses se practican durante las fiestas patronales de muchos pueblos. En Castilla y León es posible encontrarse a algunos habitantes de la comarca realizando competiciones de entretenimiento, generalmente basadas en la habilidad y en algún caso en la fuerza y la resistencia. Hay deportes tradicionales castellanos y leoneses de origen griego en tanto que otros son de desarrollo autóctono, a veces vinculados a las labores forestales, como en el caso de la tala de árboles.

Éste deporte tradicional castellano y leonés es de origen minero, y es practicado especialmente en las montañas de Palencia y de León, por lo que también se le llama “Barra paletina” o “Barra leonesa”. Como proyectil se emplea una barra de hierro de no más de 75 centímetros de longitud y un peso inferior a 5 kilos. La barra castellana tiene la particularidad de que el lanzamiento se hace sin carrerilla previa, no pudiendo el jugador despegar los pies del suelo.

El billar romano es un juego tradicional castellano que pone de manifiesto la estrategia y habilidad de los participantes. Es similar a la popular petanca, que se juega también en un suelo plano compuesto de arena; pero el billar roman se diferencia de la petanca en que tiene un campo octogonal delimitado por tablones para que no se salieran los bolas; la cancha tiene un largo de unos siete metros y un ancho de tres metros. La partida de billar romano comienza cuando el primer jugador marca con su pié en el suelo un círculo desde el que de lanza, denominado paté, que deben de pisarlo todos los demás al lanzar. El primero lanza una pequeña bola de 3,5 centímetros de diámetro y 25 gramos de peso llamado bili, al que hay que tratar de acercar las bolas de madera (de mayor diámetro) con las que los jugadores tratan de dejar más cerca las suyas del bili , desplazando a menudo a las de los contrarios. Gana en el billar romano quien al final deja su bola más cerca del bili.

El Juego de bolos tres tablones es similar al de su homónimo conocido en todo el mundo. El “apellido” de las modalidades castellanas depende de su localización y el género de sus participantes, con muy parecidas reglas. En Castilla los bolos se colocan derechos y equidistantes en tres hileras compuestas por tres bolos, en tanto que el décimo bolo se sitúa en solitario en una cuarta hilera. Se suele jugar a bolos en equipos de dos jugadores.

La calva es un juego tradicional castellano basado en lanzamientos cuyos orígenes se atribuyen a la tribu prerromana de los vettones. Es la modalidad predominantemente entre los varones, en tanto que la tanga era más propia las mujeres. Se llama calva porque el juego se practica en un lugar desprovisto de maleza y yerba para no perder los proyectiles. Estos se llaman marros, tienen unos 30 centímetros de longitud y pesan entre 2 y 3 kilos. El objetivo que deben de alcanzar es una pieza de madera con dos partes de unos 22 centímetros de longitud, en un ángulo de unos 130 o 160 grados, la parte asentada en el suelo suele llamarse zapata, en tanto que la que está alzada hacia los jugadores se denomina alzada; se suelen colocar a 14,5 metros de los lanzadores. Cada jugador dispone de unos 30 lanzamientos para impactar directamente (sin tocar en el suelo) en la alzada; gana quien consigue más impactos directos.

La tanga o tango es un juego que se cree ya practicaba el pueblo celtíbero de los vettones. Lo suelen practicar más las mujeres que los hombres pues el disco es menos pesado que el marro empleado en el juego de la calva; mide aproximadamente una tercera parte que el de la calva (diez centímetros de diámetro) y pesa solo medio kilogramo de peso. Se coloca la tanga o tango a una distancia de entre siete y catorce metros del lugar de lanzamientos, esta es una pieza cilíndrica de madera de unos 5 centímetros de diámetro y 15 centímetros de altura. Los lanzadores deben derribar la tanga y consiguen un tanto cada vez que lo consiguen; se suelen hacer series de doce tiradas.

Al juego de la herradura también se le llama herrones. Éste juego de habilidad consiste en lanzar herraduras de hierro desde una significativa distancia – usualmente unos 12 metros – para tratar de insertarlas en una barra de metal hincada verticalmente en el suelo, sobresaliendo unos 120 centímetros del mismo. Se suele marcar en la tierra un círculo de aproximadamente 30 centímetros alrededor de la barra para marcar el espacio en el que son válidos los lanzamientos. Se puntúan con tres tantos las herraduras que caigan dentro del círculo y con cinco puntos las que se ensarten en la barra de metal. Se puede jugar de forma individual o por equipos, con una decenas de lanzamientos por jugador.

Juego de lanzamiento de proximidad y precisión. En éste caso se emplea un cajón de madera soportado por cuatro patas, con distintos agujeros que tenían distintas puntuaciones. En el centro de suele colocar una rana de metal con la boca abierta, que es la que recibe una mayor puntuación en caso de introducírsele el proyectil con éxito. Los proyectiles de metal se denominan petacos y se lanzan desde tres o cuatro metros de distancia. Hay jugadores que tratan de acertar en la boca de la rana o quienes prefieren acumular puntos lanzando a los agujeros más accesibles.

Al igual que en las comunidades autónomas de la cordillera cantábrica, en algunos municipios de actividad forestal en Castilla y León se celebran desafíos y concursos entre leñadores. Las competiciones – tanto con hacha como con sierra de dos manos (trozna) – son dos de los deportes tradicionales castellanos más populares y los que reportan apuestas y premios más sustanciosos. Consiste en cortar en el menor tiempo posible un número de troncos o rodajas de madera.

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar