Córdoba es ya la ciudad española con mayor Patrimonio de la Humanidad

A la lista de tesoros históricos considerados Patrimonio de la Humanidad en Córdoba se ha sumado recientemente la ciudad califa de Medina Azahara. Esto ha convertido a la capital en el único lugar del mundo con cuatro declaraciones de Patrimonio, lejos aún de las 13 de Roma.

Tal y como se esperaba, la ciudad andaluza no ha tenido ningún problema para obtener dicho reconocimiento, ya que contaba con un informe favorable del órgano asesor de la Unesco.  Medina Azahara es el yacimiento arqueológico más importante de Córdoba y forma parte, sin duda alguna, del listado de las ruinas más antiguas de España. Abarca calzadas, puentes, edificios, sistemas hidráulicos, elementos decorativos y objetos de uso cotidiano que sirven para hacerse una idea de lo que fue la época del máximo esplendor de Al-Andalus.

Medina Azahara

Hasta el momento, ninguna ciudad española ha conseguido una consideración tan amplia como la del Patrimonio de la Humanidad en Córdoba. Su casco histórico es uno de los más grandes de Europa. La Unesco declaró la Mezquita de Córdoba como Patrimonio de la Humanidad en 1984. Posteriormente, se expandió esta denominación a gran parte del casco antiguo  en 1994. El centro histórico posee una gran riqueza monumental, conservando grandes vestigios de la época romana, árabe y cristiana. En 2012, la ciudad palatina ya se hizo con la triple corona al declararse la Fiesta de los Patios como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y ahora, en 2018, son ya cuatro los lugares que han alcanzado ese ansiado reconocimiento.

Patrimonio de la Humanidad en Córdoba
Mezquita de Córdoba

Esplendor andaluz

Con el de Medina Azahara, Andalucía cuenta ya con 13 declaraciones de Patrimonio. 9 son Patrimonio Mundial: la Mezquita de Córdoba; la Alhambra y Generalife de Granada; la Catedral, el Alcázar y Archivo de Indias de Sevilla; el Parque Nacional de Doñana; el Albaicín de Granada; el Centro Histórico de Córdoba; el Arte Rupestre del Arco Meditérraneo de la Península Ibérica; los Conjuntos Monumentales Renacentistas de Úbeda y Baeza (Jaén); y el Sitio de los Dólmenes de Antequera (Málaga).

Texto: Carolina Cárcamo Villar

Comentarios Facebook

About the author