La suave orografía de dehesas y sierras de baja y mediana altura de la comunidad extremeña favorece la aparición de un terreno más que adecuado para el desarrollo y práctica de este deporte. Tanto la provincia de Cáceres como la de Badajoz. Continuar leyendo