El Camino de Santiago para personas mayores

Si eres mayor de 60 años y ya no te planteas hacer el Camino de Santiago, cambia de idea. En muchas ocasiones las personas mayores dejan atrás la oportunidad de hacer el Camino por las limitaciones físicas o por el tiempo. Sin embargo, si uno dispone de la jubilación, el tiempo no suele ser un problema; es más, puede ser el momento perfecto para emprender esta experiencia que valdrá mucho la pena.

Si te has decidido a emprender el Camino de Santiago y te consideras una persona mayor, te hacemos algunas sugerencias que pueden ayudarte.

En primer lugar- y aunque cada uno conoce su condición física-, te recomendamos hacer una visita al médico y una prueba de esfuerzo para tener la tranquilidad de que tienes luz verde para empezar.

Con calma: lo importante es llegar

Una vez que sepas que puedes comenzar la peregrinación, el estudio de las rutas es fundamental. La media de kilómetros de una etapa es de 20 a 25; sin embargo, te recomendamos que repartas la distancia en más días haciendo los recorridos más cortos y asequibles.

Es importante tener en cuenta cómo va respondiendo el cuerpo. En caso de que haya que descansar un día entero, no pasa nada. Si no tienes ningún problema, continúa la ruta que has planeado.

Descansar bien es fundamental para mantenerte con fuerza en el camino. Por eso recomendamos la opción de dormir en alojamientos más cómodos que los albergues, como hoteles o pensiones. Los albergues de peregrinos no están pensados como lugares de relajación y privacidad. Quizá lo que las personas mayores necesitan es llegar a un lugar tranquilo, con pocas personas, en el que puedan descansar al 100%.

Hacer turismo

Realizar etapas más cortas permite que la estancia en las localidades de final de etapa sea más larga. Si te tomas algún día de descanso, muchas veces necesario, puedes aprovechar para hacer turismo. El Camino de Santiago recorre numerosos pueblos con encanto y monumentos, como catedrales, de los que poder disfrutar, al igual que la gastronomía.

Los peregrinos suelen llevar bocadillos y no dedicar mucho tiempo a comer. Pero también está la opción de disfrutar de la gastronomía de los distintos puntos del camino, sin tener que tirar de sándwiches durante el recorrido.

Facilidades que pueden ayudar a las personas mayores

La mochila es tu mejor amiga durante todo el recorrido; por eso hay que conseguir que se adapte y que sea lo más cómoda posible. Para las personas mayores, el peso tiene que ser menor de lo normal para así no dañar la espalda. Siempre hay que llevar solo lo imprescindible, pero en este caso, más que nunca.

No te olvides del “coche escoba”. Este término hace referencia a los coches que recogen a aquellos peregrinos que tanto por cansancio como por un problema de salud no pueden continuar andando durante un período corto de tiempo. El coche puede ser de alguna persona del grupo o también se puede alquilar. Si dispones de uno, no lo veas como una debilidad, sino como un apoyo para poder continuar. Te dará la tranquilidad de tener siempre un recurso al que acudir en caso de que el cuerpo no responda, tanto en el caso de personas mayores como en el de los niños.

Otra opción es hacer el Camino en etapas aisladas. Puedes organizar las fechas según el tiempo del que dispongas y hacer un calendario jacobeo de fines de semana. Esta opción te permitirá descansar lo suficiente entre cada etapa y hacerlo sin la presión de terminar rápido y con prisa.

Hagas el Camino que hagas y te organices como te organices, acuérdate de estudiar los desniveles. Si tienes dificultades para afrontar cuestas largas o para moverte en terrenos escabrosos, ten en cuenta los senderos llanos que te faciliten la caminata. En este caso te recomendamos el Camino Portugués, considerado uno de los que tiene menos desniveles.

En el caso del Camino Portugués, es posible completar la parte de Tui a Santiago, según las etapas y los kilómetros, en poco más de una semana. Hay alguna etapa como la de Padrón a Santiago que puede dividirse en dos, ya que se trata de 25,2 kilómetros. Otra opción es hacer el Camino Francés desde Sarria. También sería necesario dividir alguna de las etapas, como la de Palas de Rei-Arzúa, con 28,8 kilómetros, haciendo que el camino sea también de unos 7 a 8 días. En ambas alternativas se tiene en cuenta la necesidad de andar como mínimo 100 kilómetros para recibir la compostela.

Por último (y no menos importante), te recordamos que lo fundamental, si te has decidido a emprender el Camino y eres una persona mayor, es llegar a Santiago; no tengas en cuenta el tiempo, los problemas que hayas tenido o el descanso que hayas necesitado, sino que hayas cumplido tu objetivo y llegar a ser un peregrino con su compostela.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar