fbpx

Sacristía de las Cabezas, una gran obra del Renacimiento español en Sigüenza

Sacristía de las Cabezas, gran obra del Renacimiento en la catedral de Sigüenza

La Sacristía de las Cabezas es una de las obras de arte renacentistas españolas más importantes gracias a la curiosa decoración de sus bóvedas. Una joya enclavada en la Catedral de Sigüenza que, en ocasiones, pasa desapercibida. Construida en el siglo XVI en pleno corazón del centro histórico, es una de las visitas imprescindibles en la provincia de Guadalajara. Está declarada Bien de Interés Cultural desde el 3 de junio de 1931.

Historia de la Sacristía de las Cabezas

Catedral de Sigüenza
Catedral de Sigüenza. | Shutterstock

La Sacristía de las Cabezas forma parte de la Sacristía Mayor de la catedral de Sigüenza. Históricamente ha sido sede del relicario de la catedral, por lo que también es conocida como la Capilla del Espíritu Santo o Relicario. Se trata de uno de los edificios renacentistas españoles más emblemáticos, siendo uno de los monumentos imprescindibles en la provincia de Guadalajara. Su brillante concepción artística han convertido a la sacristía en una de las mejores obras de la provincia.

Es un ejemplar único en España, puesto que aún conserva una estructura arquitectónica renacentista con figuras propias de la mejor época del movimiento. Este famoso monumento se construyó entre 1531 y 1561, diseñado por el célebre Alonso de Covarrubias. En su ejecución intervinieron diversos maestros, como Francisco de Baeza, cuya intervención como aparejador está documentada, Nicolás de Durango en 1535, y el segundo maestro Martín de Vandoma, entre otros.

La Sacristía de las Cabezas y sus más de 300 personajes históricos

Puerta de entrada a la Sacristía de las Cabezas
Puerta de entrada a la Sacristía de las Cabezas. | Shutterstock

La Sacristía de las Cabezas consta de una majestuosa portada renacentista, construida por los entalladores Juan y Pedro de Juega en 1592. Destaca por sus imponentes columnas adosadas sobre elevados pedestales y completada con diversas hornacinas con esculturas de apóstoles.

Las batientes de las puertas de nogal contienen tallas platerescas diseñadas bajo la supervisión de Martín de Vandoma. Estos se dividen en compartimentos en los que se encuentran relieves del jarrón de azucenas, emblema del cabildo y diversas santas mártires representadas con sus atributos, como son Santa Lucía, Santa Catalina, Santa Marta, Santa Cecilia y Santa Bárbara, entre otras. Además, en el nivel inferior, sobre la portada se pueden contemplar a tres apóstoles.

Sacristía de las Cabezas
Sacristía de las Cabezas. | Shutterstock

En el interior, la estancia es de planta rectangular y está dividida en cuatro tramos de bóvedas y arcos fajones que son sostenidos sobre columnas jónicas. Aquí se encuentra el auténtico esplendor del monumento: su bóveda de medio cañón, que sorprende por su extraordinaria decoración del techo, diseñado con un gran dominio técnico y un estilo plenamente renacentista.

De hecho, su nombre proviene de la bóveda, cubierta con centenares de casetones con 304 cabezas de personajes con grandes dimensiones. Estos sorprenden por su gran expresividad, variedad y perfecta ejecución. Entre los que se encuentran Papas, cardenales, canónigos y otros muchos personajes eclesiásticos relacionados con la historia de Sigüenza. Destaca por tener un orden estrictamente geométrico, donde se disponen rosetones y medallones en los que aparecen rostros en menor tamaño.

Frente a su puerta de ingreso y tras una reja plateresca realizada por Hernando de Arenas siguiendo el diseño de Xamete, se encuentra la Capilla del Espíritu Santo o “de las reliquias”, de planta cuadrada con una decoración plateresca en sus paredes.

Un Greco en Sigüenza y otras curiosidades

Detalles de la sacristía de las Cabezas
Detalles de la sacristía de las Cabezas. | José Luis Filpo Cabana, Wikimedia

La Sacristía de las Cabezas sigue siendo hoy en día uno de los lugares más emblemáticos del lugar, por esta importancia histórico-artística. Además de su arquitectura renacentista de gran relevancia, alberga algunas curiosidades y joyas ocultas que, sin duda, merecen la pena conocer. Por ejemplo, fue el primer edificio de Sigüenza en ser declarado Bien de Interés Cultural, ya que sus arcos laterales, friso y bóvedas la convierten en un conjunto ornamental único en España.

Lo más digno de admiración es la pintura sobre lienzo de Doménicos Theotokópoulos, conocido mundialmente como El Greco, La Anunciación, realizada en la segunda década del siglo XVII. Este lienzo es una de las últimas obras realizadas por el famoso artista, posiblemente con la ayuda de su hijo Jorge Manuel. Y es que, aunque se consideró una “obra de taller”, como muchos otros cuadros del pintor, su firma fue descubierta bajo el jarrón de azucenas en la última restauración del Instituto del Patrimonio Cultural de España.

La escena que se puede contemplar en el cuadro es la de la Encarnación. A la izquierda se halla María con la mano izquierda sobre la Biblia y la derecha levantada, como asintiendo ante el arcángel Gabriel, aceptando el mensaje que este le trae. El ángel se encuentra a la derecha, sobre una nube que representa a Dios.

La Sacristía de las Cabezas es una joya arquitectónica del siglo XVI de estilo renacentista. Su historia y decoración artística hacen que sea una visita obligatoria en Sigüenza, considerado, a su vez, uno de los pueblos más bonitos de Guadalajara. Su catedral y castillo, su exquisita gastronomía y su proximidad al Parque Natural de Barranco del Río Dulce lo convierten en un lugar perfecto para comenzar a descubrir la provincia.