La Anunciación de Fra Angelico

La Anunciación de Fra Angélico es una de las más bellas obras del Quattrocento florentino. Fue pintado entre 1425 y 1426 por el monje dominico Guido di Pietro, más conocido como Fra Angelico.

Se encuentra en el Museo Nacional del Prado, donde ingresó en 1861 procedente del Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid.

la anunciación de fra angelico
Fra Angelico. La Anunciación.

Es en realidad un retablo, no un cuadro. Formó parte de la iglesia del convento de Santo Domingo en Fiesole, localidad a las afuera de Florencia.

Ese templo fue consagrado en 1435, y contaba con tres altares. El situado a la derecha del coro poseía este retablo de La Anunciación de Fra Angelico.

Los otros dos retablos eran la Coronación de la Virgen (hoy en el Museo del Louvre), y un tríptico cuya tabla central muestra a La Virgen con el Niño y ángeles (continua en la iglesia florentina).

En 1611, el convento de Santo Domingo de Fiesole vendió la tabla para poder pagar las obras del nuevo campanario. Fue adquirida para el Duque de Lerma, quien lo donó la iglesia de los Dominicos de Valladolid.

La Florencia del siglo XV

El arte florentino de principios del siglo XV aglutina las influencias del gótico internacional, y las novedades de lo que será el Renacimiento.

La precisión de los detalles es una de las característica del influjo del norte de Europa. En el caso de La Anunciación lo vemos en la minuciosidad con la que se dibujan las flores del Edén, o las alas de San Gabriel.

la anunciación de fra angelico
Detalle flores del Edén
la anunciación de fra angelico
Detalle de las alas de San Gabriel

Por otro lado, la concepción del espacio (errores en su perspectiva) y las figuras de grandes dimensiones (el retablo mide 190,3 x 191,5 cm) nos evocan esas primeras obras del Renacimiento italiano.

La Anunciación de fra angelico
Detalle de la logia

Guido di Pietro, el autor

El nombre real de Fra Angelico es Guido di Pietro.  Nació en el seno de una familia acomodada de Vicchio, hacia 1395. Tras ingresar en el convento dominico de Fiesole recibió el nombre Fra Giovanni de Fiesole.  Años después de su fallecimiento comenzó a conocérsele como Fra Angelico.

Muy joven se trasladó a Florencia para formarse como iluminador de manuscritos. Ese aprendizaje es evidente en la precisión y delicadeza con la que ejecutada muchos de los detalles de sus obras.

A continuación, realizaremos un comentario de este fascinante retablo: La Anunciación de Fra Angelico.

Retablo de La Anunciación

Fra Angelico, siguiendo la tradición medieval, presenta una Anunciación con una clara finalidad didáctica. Adán y Eva han roto el pacto entre Dios y el Hombre; pero el nacimiento de Jesucristo redimirá a la humanidad.

En el lado izquierdo de la tabla, nos muestra el momento exacto en el que el Ángel expulsa a Adán y Eva del Paraiso. Además, y para que no haya dudas, Fra Angelico los representa vestidos: ya son conscientes de su desnudez.

Para acentuar el porvenir que les espera fuera del Edén, Fra Angelico ciñe, a modo de cinturón, espinas a sus ropas.

Son interesantes sus gestos. Adán parece arrepentido, preocupado por las consecuencias de su acto. Por su parte, Eva une sus manos en actitud de oración.

la anunciación del paraiso
El Ángel expulsando a Adán y Eva del Paraiso
la anunciación de fra angelico
Detalle de los ropajes y gestos de Adán y Eva

Sin embargo, encontramos alusiones a la salvación. A los pies de Adán y Evan no vemos manzanas, sino rosas.  Las rosas hacen referencia al rosario, oración enseñada por la Virgen a Santo Domingo. Con ello se insinua a una forma de redimir los pecados cometidos.

Pero también lo hallamos en la pequeña golondrina, situada en el tirante del arco.  El color blanco de su pecho se refiere al gozo por el nacimiento de Jesus, y su plumaje negro a la Pasión, con la que pagará por los pecados de todos los hombres.

la anunciacion de fra angelico
Detalle de las rosas
la anunciación de fra angelico
Golondrina

Por el contrario, la escena principal ocupa dos tercios de la tabla. En ella se representa al Arcángel San Gabriel en el momento en el que trasmite su mensaje a la Virgen.

Como en tantas otras obras, la Virgen está en un interior doméstico y ,en este caso, leyendo. Ante la llegada de San Gabriel deja por un instante su actividad. Y como sierva del Señor, muestra un gesto con el que asume la misión a la que ha sido encomendada.

la anunciación de fra angelico
Detalle del gesto de María
la anunciación de fra angelico
Detalle manos de Dios

Para mostrarnos de manera más explícita la llegada del Mesías, Fra Angelico recurre de nuevo a la tradición medieval.

En el ángulo superior izquierdo coloca una fuente de luz, en la que dibuja las manos de Dios Padre.  De ella, sale un rayo que baja hasta María.  En él sitúa la paloma, símbolo del Espíritu Santo, y cuya venida hará que María conciba al Mesías.

El Mesías o Jesús lo encontramos representado la enjuta central de la logia.

la anunciación de fra angelico
Detalle de la paloma, símbolo del Espíritu Santo
la anunciación de fra angelico
Rostro del Mesías

Predela

En la parte inferior, denominada banco o predela, vemos escenas de la vida de la Virgen. La lectura correcta es de izquierda a derecha.

En la primera recoge su nacimiento y desposorios con San José. La siguiente nos muestra la Visitación, es decir, el momento en el que la Virgen visita a su prima Isabel. Ésta se encuentra embarazada de San Juan Bautista. La tercera es la Epifanía o Adoración de los pastores.

la anunciacion de fra angelico
Nacimiento y desposorios de la Virgen. La Visitación. La Epifanía

La cuarta representa la presentación de María en el Templo. Y la última el Tránsito o dormición de la Virgen.

la anunciación de fra angelico
La presentación de María en el Templo
la anunciación de fra angelico
El Tránsito de la Virgen

Recordemos que los Evangelios canónicos no hacen referencia alguna al nacimiento y muerte de la Virgen.  Estos hechos son narrados en los Evangelios apócrifos, escritos posteriormente.

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar