Templo de Debod

El Templo de Debod es un templo egipcio del siglo II a.C., reubicado en la ciudad de Madrid. El templo fue regalado por Egipto a España en 1968.

El Templo de Debod se construyó a comienzos del siglo II a.C., por orden de Adijalamani, rey de Meroe, como lugar de culto a Isis y Amón. Más tarde, los monarcas ptolemaicos ampliaron el templo, construyendo nuevas estancias alrededor de las originales. 

Ya durante dominio romano, los emperadores Augusto, Tiberio y Adriano finalizaron la construcción y la decoración del edificio. En el siglo VI, con la implantación del cristianismo, al igual que otros templos como el de File, se cerró y se abandonó. 

Con la construcción de la presa de Asuán, en 1907, muchos edificios quedaban bajo las aguas la mayor parte del año. Egipto pidió ayuda a la UNESCO para salvar los monumentos de Nubia que quedaban bajo las aguas. España participó, en la década de los 60, en estas misiones de “salvamento”. 

Como agradecimiento a algunas de las naciones que participaron, Egipto donó cuatro templos. El Templo de Dendur se cedió a los Estados Unidos, el de Ellesiya a Italia, el de Taffa a Países Bajos, y el de Debod a España. En 1972 el Templo de Debod fue inaugurado, tras su reconstrucción y restauración en el solar del antiguo Cuartel de la Montaña.

Templo de Debod
Litografía del templo de Debod, por David Roberts, s. XIX.

El exterior del templo de Debod.

El templo se encuentra sobre una plataforma de piedra que lo aísla del suelo. Además, un estanque lo rodea, simulando así el emplazamiento original del templo, a orillas del Nilo.

En el exterior, se conservan, en parte, dos de los pilonos de acceso al templo. El edificio tiene planta cuadrangular, con una estancia en su lado izquierdo. La fachada principal presenta un acceso adintelado, y cuatro columnas con capitel compuesto egipcio. Todo el edificio queda rematado por una gola egipcia.

Templo de Debod
Fachada principal del templo.

El interior del templo de Debod.

El acceso se realiza a través de un vestíbulo o pronaos. La decoración de sus muros, perdida en gran parte, fue realizada en época de Augusto y Tiberio. La sala que se encuentra a la izquierda, recibe el nombre de mammisi. Data también de época romana, y los expertos no terminan de descifrar su función.

Tras el vestíbulo, al frente, se encuentra el núcleo más antiguo del templo, la capilla de Adijalamani. Aunque la policromía se ha perdido en gran parte, los relieves aún se conservan. Las escenas representadas están destinadas al culto de distintas divinidades, como Isis, Hathor, Osiris u Horus.

Si seguimos hacia el frente, nos adentramos en la antesala del naos. Se trata de una pequeña sala que precede a las tres capillas que hay al final de templo. La capilla central contiene un naos de época ptolemaica. Estaba dedicada al culto de Amón e Isis. A ambos lados de la capilla central se encontraban dos capillas, probablemente, dedicadas a Osiris y Mehesa.

Templo de Debod
Capilla de Adijalamani con naos al fondo.

A través del vestíbulo también podemos visitar el Uabet. En esta sala los sacerdotes se purificaban. En el lateral opuesto, se encuentra un corredor con unas escaleras de acceso al segundo piso.

Justo, al subir las escaleras, se halla la capilla osiriaca. Se trata de una capilla techada, situada en el espacio de la terraza del templo. La lluvia no era favorable para Osiris, por lo que esta capilla se techaba. Así, se evitaba que ésta entrara en contacto con la reliquia del dios.

A la derecha de la capilla osiriaca, se abre la terraza, actualmente tapada por la cubierta construida durante su restauración. Este espacio estaba destinado a la realización de distintas ceremonias, como el Ritual de Año Nuevo.

En el templo, podemos, además, encontrarnos con distintas maquetas, y otras piezas cuya ubicación no está muy clara.

Templo de Debod
Detalle de los relieves del interior | Miguel Hermoso Cuesta.

Dirección: Calle de Ferraz, 1, 28008 Madrid.
Teléfono: 913 66 74 15

Aquí obtendrás información sobre tus entradas, así como el horario actualizado del templo de Debod.

Además, si deseas permanecer por más tiempo en Madrid, te recomendamos los mejores alojamientos. También te informamos sobre los mejores restaurantes.

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar