Reales Alcázares de Sevilla

Los Reales Alcázares es un complejo palaciego con carácter defensivo situado en la ciudad de Sevilla. Sus muros dejan ver el paso de distintas épocas, desde el mundo hispano-musulman, hasta la Edad Moderna.

Actualmente, es la residencia de la Familia Real española en Sevilla. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987.

Planifica tu visita a los Reales Alcázares de Sevilla

Los Reales Alcázares de Sevilla tienen su origen hacia el siglo X. Abderramán III, Califa de Córdoba, ordenó la construcción de un nuevo recinto para el gobierno. Dar al-Imara fue el nombre de este complejo.

A la construcción califal se le añadió, durante la Taifa de Sevilla, el Alcázar Nuevo de los abadíes. El palacio de al-Mubarak fue el centro de la vida política y cultural del reino.

Los almorávides ampliaron el complejo hasta el Guadalquivir, y más tarde los almohades continuaron las ampliaciones. 

Con la conquista de Sevilla en torno a 1249, el Alcázar pasó a ser sede de la Corona. Sobre las estructuras anteriores se levantaron palacios como el Gótico o el Palacio Mudéjar de Pedro I.

Los Reales Alcázares de Sevilla también sufrieron varias reformas durante la Edad Moderna y el siglo XIX. 

Reales Alcázares de Sevilla
Puerta del León.

La Puerta del León es el acceso principal al recinto. Esta puerta presentaba la pintura de un león, de origen desconocido, pero representado ya en el siglo XIX. 

A finales del siglo XIX la pintura de la puerta fue sustituida por un mural de azulejo de la fábrica de Mensaque. En los azulejos se representa a un león, de estilo gótico.

Esta puerta da paso a un patio con el mismo nombre. A través del patio se accede al Patio del Yeso y la Sala de Justicia, y al Patio de la Montería.

La Sala de Justicia fue construida por Alfonso XI. Es una sala de estilo mudejar, con planta cuadrada y artesonado de madera. 

Probablemente fue una sala utilizada en época almohade para las reuniones del consejo. Después, se habría reformado por los cristianos, que la usaron para el mismo fin.

A través de la Sala de Justicia se accede al Patio del Yeso. Es también una estructura almohade con planta cuadrada. Tiene un alberca en su centro y una estructura porticada. En los arcos encontramos decoración de sebka.

Reales Alcázares de Sevilla
Arabescos en la Sala de Justicia.
Reales Alcázares de Sevilla
Pórtico en el Patio de Yeso.

El Patio de la Montería es el patio principal. Es la entrada al Palacio Mudéjar de Pedro I. Era el lugar de reunión de caballeros y monteros cuando el rey salía de caza.

Reales Alcázares de Sevilla
Fachada del palacio Mudéjar desde el Patio de Montería.

Desde este patio se accedía al Cuarto del Almirante, un lugar utilizado como salón de actos públicos. En él encontramos importantes cuadros del arte andaluz como La toma de Loja por Fernando el Católico, de Eusebio Valldeperas.

En esta zona también se encuentra la Casa de Contratación de Indias. Aquí se regulaba el comercio y la navegación del reino en Ultramar.

Reales Alcázares de Sevilla
Interior de la Casa de Contratación.
Reales Alcázares de Sevilla
Interior del Cuarto del Almirante.

El Palacio Gótico se construyó bajo el reinado de Alfonso X. Entre sus estancias destacan: la capilla, el Gran Salón y el Salón de los Tapices. 

La capilla alberga un retablo de la Virgen de la Antigua. El Gran Salón presenta pinturas sobre la navegación colombina. El Salón de los Tapices, como su nombre indica, destaca por sus paredes cubiertas de grandes tapices.

Reales Alcázares de Sevilla
Interior de la capilla.
Reales Alcázares de Sevilla
Interior Salón de los Tapices.

Otro gran sector de los Reales Alcázares de Sevilla lo constituye el Palacio Mudéjar de Pedro I. Servía como ámbito privado para el rey, en contraposición al Palacio Gótico, utilizado para la vida política y administrativa.

El interior del palacio se divide en dos zonas. La primera, más oficial, en torno al Patio de las Doncellas. La segunda, de carácter privado, alrededor del Patio de las Muñecas. En sus estancias destacan la azulejería y los techos mudéjares. 

Además de las estancias mencionadas, dentro de este palacio también destaca el Salón de Embajadores. Es la estancia más ricamente decorada de todo el palacio. Ocupa el lugar del antiguo salón de Al-Turayya, de época musulmana. 

Lo más destacado de esta estancia es la maravillosa cúpula realizada por Diego Ruiz. Bajo ella, además, hay un arrocabe gótico con los retratos de los reyes.

Reales Alcázares de Sevilla
Cúpula del Salón de Embajadores.

Los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla son su verdadera esencia. Se trata de los jardines más antiguos de la ciudad. Destaca el Estanque de Mercurio, con una estatua de bronce de Mercurio del siglo XVI.

Reales Alcázares de Sevilla
Estanque de Mercurio.
Jardines y Galería de los Grotescos.

Dirección: Patio de Banderas, s/n, 41004 Sevilla.
Teléfono: 954 50 23 24
Página web: https://www.alcazarsevilla.org
Horarios y precios de los Reales Alcázares de Sevilla: puedes consultarlos actualizados aquí.

Además, si quieres disfrutar por más tiempo de la ciudad de Sevilla, te recomendamos dónde alojarte. También te informamos sobre los mejores restaurantes donde comer.

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar