Basílica de San Francisco el Grande

La Real Basílica de San Francisco el Grande es una iglesia neoclásica de Madrid. Se encuentra en el barrio de Palacio, y es uno de los templos más importantes de la capital.

Los orígenes de la Basílica de San Francisco el Grande se remontan a un antiguo convento franciscano. Según la leyenda, el convento fue fundado por Francisco de Asís hacia 1217. 

En el siglo XVIII, se decidió construir un templo más grande, que se encargó a Ventura Rodríguez. Finalmente, su proyecto no se llevó a cabo, y se escogió uno de Francisco Cabezas. Ya se concebía para el espacio una gran cúpula. 

En 1768 las obras se suspendieron y Cabezas abandonó el proyecto. Antonio Pló se encargó de finalizar el proyecto de la cúpula. En 1776, Sabatini se encargó de construir la fachada principal y las torres laterales. Durante la invasión francesa fue convertido en hospital.

Con los procesos de desamortización de Mendizábal, pasó a manos del Estado. A partir de 1869 pasó a ser Panteón Nacional, acogiendo los restos de Calderón de la Barca, Garcilaso de la Vega, entre otros. Además, a finales del siglo XIX, el templo sufrió una gran reforma.

Ya, durante el reinado de Alfonso XIII el templo fue devuelto a los franciscanos. La iglesia ha sufrido otras reformas destinadas a la restauración de sus frescos.

El exterior de la Basílica de San Francisco el Grande.

En el exterior de San Francisco el Grande destaca la monumental fachada principal de Francesco Sabatini. Se trata de un corpus neoclásico, en el que el arquitecto tuvo que adaptar la fachada a la estructura circular. El resultado es una fachada clasicista convexa.

La fachada se distribuye en dos pisos. El primero consiste en tres arcos de medio punto, sustentados por pilastras dóricas, y separados por columnas adosadas. El segundo piso presenta tres vanos adintelados, de nuevo, separados por columnas. El conjunto se remata con un frontón triangular central y una balaustrada.

Basílica de San Francisco el Grande
Fachada y cúpula desde la Carrera de San Francisco.

Sobre la balaustrada, hay cuatro estatuas de santos, provenientes de Londres. En el tímpano del frontón se representa la cruz de Jerusalén. Sobre él, el escudo franciscano y una corona real.

A ambos extremos de la fachada, se elevan dos torres. Se rematan mediante chapiteles ondulados y veletas.

Basílica de San Francisco el Grande
Detalle de una de las esculturas exteriores.
Basílica de San Francisco el Grande
Detalle del escudo franciscano.

El interior de la Basílica de San Francisco el Grande.

En el interior, sobre la rotonda, destaca la imponente cúpula. Se trata de la más grande de España, y la cuarta más grande de Europa. Está ricamente decorada con pinturas murales del siglo XIX.

El tema principal es Nuestra Señora de los Ángeles. Se representan distintas escenas de reyes y santos adorado a la Virgen. Carlos Luis de Ribera y Fieve fue el encargado del diseño iconográfico.

En el perímetro de la rotonda, se encuentran las esculturas de los doce apóstoles. Son obra de Agapito Vallmitjana, Jerónimo Suñol y Ricardo Bellver, entre otros. Están esculpidas íntegramente en mármol de Carrara.

Basílica de San Francisco el Grande
Detalle de la cúpula.

Uno de los rincones más bellos de la Basílica de San Francisco el Grande es la capilla mayor. Se encuentra en el ábside. Originalmente presentaba un cuadro con la Aparición de Cristo y la Virgen a San Francisco de Asís, de Bayeu. No obstante, en el siglo XIX se llevó a cabo una reforma, y el lienzo acabó en el coro.

La reforma enriqueció la capilla. La cabecera presenta cinco pinturas murales separadas por pilastras doradas. Las pinturas, ejecutadas por Manuel Domínguez y Alejandro Ferrant, relatan la vida del titular de la basílica. Las acompañan las estatuas de los cuatro Evangelistas.

En la capilla mayor también se puede observar la sillería renacentista del monasterio de Santa María del Parral.

Basílica de San Francisco el Grande
Capilla mayor desde la rotonda.

Además, el templo cuenta con seis capillas, que se distribuyen a los lados de la rotonda simétricamente. Algunas de ellas, cuentan con importantes pinturas. La capilla de San Bernardo alberga una pintura de Francisco de Goya sobre el santo.

El museo de San Francisco el Grande.

San Francisco el Grande tiene un museo que cuenta con cincuenta y un cuadros. Además, entre sus fondos también podemos encontrar otros objetos litúrgicos de gran valor artístico.

Entre las obras, se encuentran importantes pinturas del barroco español e italiano. Así, destaca el San Jerónimo de Francisco Ribalta o San Antonio de Padua de Alonso Cano. También podemos encontrar Jesús y la samaritana de Artemisia Gentileschi y El descendimiento de Luis Tristán.

Basílica de San Francisco el Grande
Detalle de San Bernardino de Siena predicando ante Alfonso V de Aragón, De Francisco de Goya.

Dirección: Calle San Buenaventura, 1, 28005 Madrid.
Teléfono: 913 65 38 00

Aquí obtendrás información sobre el horario actualizado de la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid.

Además, si deseas permanecer por más tiempo en Mérida, te recomendamos los mejores alojamientos. También te informamos sobre los mejores restaurantes.

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar