ANDREA JANEIRO Y LA CHIRIGOTA DEL CARNAVAL DE CADIZ

Andrea Janeiro es la hija del torero Jesulín de Ubrique y la celebrity Belén Esteban. Se trata de una joven que ha vivido desde la cuna con la prensa pendiente de su vida. Pues tanto su padre como su madre han explotado hasta la saciedad su imagen pública, apareciendo con cualquier excusa en los medios de comunicación, muy a menudo previo pago de exclusivas. Por ello, sin haber hecho nada relevante hasta ahora, ya es una celebridad. También han sido frecuentes las declaraciones explosivas de sus padres acerca de terceras personas, así como la realización de actuaciones provocadoras de todo tipo para llamar la atención. ¿Supone esto que la joven debe de seguir manteniéndose ante el foco de la opinión pública?

Las chirigotas de los Carnavales de Cádiz hace siglos que vienen criticando y ridiculizando a toda clase de personas populares, sea reyes, primeros ministros, corruptos, santos, Papas… En algunos casos con razón y en otros sin ella, pero casi siempre con gracia. Más que la crítica al individuo en si misma, el alma de la chirigota es la burla graciosa; algo que es espontáneo y necesariamente libre. ¿Debe de haber alguna excepción a la crítica? ¿es recomendable la autocensura para evitar que se mofen de alguien?

Hasta que cumplió los 18 años, la imagen de Andrea Janeiro estuvo preservada de la exposición pública; lo que no impidió que sus padres cobrasen sustanciosas sumas de dinero por difundir decenas de eventos familiares en los que ella era una de los principales protagonistas de las exclusivas. Cantidades de dinero cuyo destino posiblemente se dedicó al menos en parte a sufragar el elevado nivel de vida de ‘Andreita’. Ahora que la heredera del clan Janeiro y de la ‘princesa del pueblo’ es mayor de edad, pretende que se la excluya de la crítica a la que cualquier personaje famoso está sometido. La razón que argumenta es que la burla se refiere a su aspecto físico.  ¿Es posible hacer una burla de chirigota sobre el aspecto físico sin ser hiriente? ¿sería la burla por el aspecto físico una excepción a la regla de que cualquiera puede ser objeto de mofa en un carnaval? ¿tiene alguien que lleva años acumulando notoriedad pública pedir no ser criticada? ¿debe de ser el aspecto físico un freno para la burla?

Foto: La Voz del Carnaval.

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar