Según cuenta la leyenda, la imagen de la Virgen de la Almudena fue preservada tras los muros de la muralla de Madrid en prevención a un inminente ataque musulmán en el año 712. Tiempo después, durante el siglo XI, la ciudad fue reconquistada. Continuar leyendo