En España la fabricación de velas y cera en Galicia vive un buen momento gracias al trabajo de una serie de artesanos locales que continúan apoyándose en las técnicas y herramientas de antaño. Los diferentes productos hechos de cera o, en menor medida, parafina mediante la manipulación manual de cera pura de abeja, que sale de cada una de las ocho glándulas cereras que las abejas obreras poseen.

Con esta cera se consiguen toda clase de elementos como velas aromáticas y decorativas, velones y cirios religiosos, exvotos y de más figuras y elementos relacionados. El mercado al que estos productos se dirige es variado y puede agruparse en el ámbito doméstico, en el religioso o en el esotérico. El doméstico en la comunidad gallega cuenta con gran acogida debido a que una notoria parte de la población viva en aldeas, y por ello con costumbres más tradicionales que incluyen el uso de las velas en su vida cotidiana.

Actualmente, los cereros artesanos de Galicia se encuentran repartidos por todo su territorio en lugares como Santiago de Compostela, Orense, Pontevedra y Lugo.

A CORUÑA
LUGO
OURENSE
PONTEVEDRA

Imagen principal: Tanya Hart