El metal y forja en Cataluña tiene una profunda raigambre histórica. No obstante, desde el siglo XI se conoce como “forja catalana” al procedimiento de fabricación y moldeo del hierro basado en el uso de temperaturas muy elevadas, que se conseguían mediante la introducción de aire a una presión superior a la normal. Este procedimiento innovador obtuvo excelentes resultados y su empleo se extendió pronto por otras regiones de España e incluso de América.

La segunda gran renovación de la artesanía del metal y forja en Cataluña tiene lugar entre finales del siglo XVIII y mediados del XIX, cuando el modernismo en España se instala con fuerza en la zona y los elementos de metal como rejas, vallas o puertas de hierro forjado se empapan completamente de esta nueva corriente estilística. El modernismo catalán posee una personalidad propia y muy diferente respecto al del resto de Europa, siendo el foco español de la corriente Barcelona.

Actualmente, los artesanos que trabajan el metal y forja en Cataluña atraviesan un periodo de muy buena salud. La provincia de Barcelona reúne a la mayor parte de estos artesanos, pero existen talleres repartidos por toda la comunidad autónoma.

Como curiosidad, en catalán “metal” se traduce como metall y “hierro” como ferro. En la zona conocida como La Marina del Prat Vermell, se encuentra la Carrer del ferro.

BARCELONA
GERONA
LÉRIDA
TARRAGONA

Imagen principal: Artesans en Ferro