Tiene un aspecto limpio y transparente, y su color varia según la época de recolección desde el amarillo verdoso hacia el amarillo dorado. Son aceites muy gustosos y aromáticos, al principio de la temporada de recolección, son más frutados y al final son más dulces, convive con toques ligeros amargos y picantes. Desde el punto de vista nutritivo, tiene las características propias de los aceites de oliva vírgenes, como un alto contenido en ácido oléico que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Aceite-baix-ebre_

El aceite de oliva virgen extra de la Denominación de Origen Aceite de Baix Ebre – Montsià  se obtiene a partir de las variedades Morruda, Sevillenca y Farga, que son autóctonas de este territorio.

La variedad Morruda, o Morrut tiene su origen en la localidad del Regués (Tortosa) y su nombre hace referencia a la presencia de un pezón en forma de morro. Esta variedad de maduración tardía se ha ido expandiendo en las últimas décadas, porque tiene una mayor resistencia a los fuertes vientos dominantes en la época previa a su maduración y a las plagas.

La variedad Farga, originaria de Castellón, su cultivo se extiende por gran parte del sur de Tarragona. Su fruto pequeño, ligeramente abombado por un lado y plano por otro, muy apreciada por la calidad que tienen sus aceites que gozan de matices muy delicados y apreciados en alta cocina.

La variedad Sevillenca, procede del sur de Tarragona, y es muy característica de esta denominación de origen; muy vigorosa, su fruto de tamaño medio-alto tiene un claro sabor a almendra, algo de madera y plátano que la singularizan.

En el siglo XIV, la agricultura en las comarcas del Baix Ebre y Montsià estaba asentada en el cultivo del olivo y la vid, tal y como deja patente el prolífico historiador Enric Bayerri en su obra “Historia de Tortosa y su comarca”, a través de una declaración oficial de bienes realizada en 1353 por los pobladores de la zona “donde la mayoría manifiestan que poseen un olivar, una viña o las dos cosas a la vez”. Los olivares, la viña y el algarrobo, cultivos muchas veces asociados, con predominio del olivar, eran la principal actividad de la zona.

A partir del siglo XVI el cultivo del olivo se extendió y fue ganando terreno con el curso del tiempo. Esta denominación protegida, proviene de las Comarcas del Baix Ebre y de Montsià en la provincia de Tarragona, en Cataluña. Como curiosidad, conviene saber que es el olivar más antiguo de la Comunidad Autónoma de Cataluña y el más extenso.

Esta zona se caracteriza geográficamente por la presencia del río Ebro, las zonas montañosas y el mar Mediterráneo. El clima de tipo mediterráneo marítimo, con inviernos muy suaves y veranos más calurosos que otras comarcas próximas hace que la maduración de las aceitunas sea más temprana. También los vientos de la zona, denominados “dalt” o “mistral”, son muy secos y fuertes, lo que afecta indirectamente al cultivo de la aceituna y marca su sabor.

Compra en origen en nuestros LUGARES FASCINANTES Alcover, Amposta y Tortosa.

MÁS INFORMACIÓN
Consejo Regulador de la DOP “Aceite de Baix Ebre-Montsià”
Crta. Raval de Crist, s/n.
43500 – Tortosa (Tarragona)
Tel: 977 581 212
Fax: 977 581 212
E-mail: info@acobem.com
Web