Extremadura es una comunidad autónoma donde se trabaja el vidrio de manera manual, de acuerdo a unas técnicas transmitidas de padres a hijos, que hunden sus raíces en tiempos ya lejanos. El vidrio puede trabajarse en frío o en caliente y el resultado de este proceso pueden ser piezas de carácter doméstico o decorativo u otras que, tras su ornamentación, pasan a formar parte de elementos arquitectónicos mayores. Las técnicas más empleadas son el tallado, el soplado y la termofusión; maneras antiguas de trabajar el vidrio que han sabido adaptarse al paso de los tiempos.

Encontramos talleres de artesanos del vidrio en lugares como Badajoz, Coria o San Martín de Trevejo.

BADAJOZ
CÁCERES

Imagen principal: Artesanía Garós