Nuestra Señora de los Ángeles en Alájar es el centro de una de las festividades más populares de la sierra de Aracena.

Pese a que la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles en Alájar tenga lugar durante los días 6, 7 y 8 de septiembre, su celebración se articula en torno a una novena cantada con sermón que concluye en el último de los días grandes de Alájar.

Esta festividad tiene su origen en 1970. Da comienzo cada 6 de septiembre con varios actos entre los que se celebran pasacalles de gigantes y cabezudos además de la huevá, una degustación gastronómica de recetas que tienen en el huevo su ingrediente principal. Al día siguiente, tras una temprana diana, tiene lugar una particular romería con jinetes conocida como El Poleo; esta recorre las calles del pueblo en dirección a la peña de Arias Montano, donde se encuentra la ermita de la Virgen de los Ángeles. La intención de esta comitiva es la de ofrendar a la patrona en el día previo a la gran romería que tiene lugar cada 8 de septiembre en este mismo paraje y en donde la Hermandad de la Virgen es acompañada de otras nueve hermandades afines; esta llegan desde lugares como Linares de la Sierra, Aracena, Santa Ana la Real, Sevilla, Fuenteheridos, Nerva, Campofrío, Galaroza y El Castaño del Robledo.

fiesta-de-nuestra-senora-de-los-angeles-alajar-españa-fascinante

La Gran Romería. Foto: Hermandad de Nuestra Señora de los Ángeles

Tras una multitudinaria procesión que tiene lugar por los alrededores de la peña, se celebra la última de las novenas, a cuyo fin la imagen es devuelta a su santuario; como no puede ser de otra forma en una fiesta de España, los miles de personas que se congregan en el paraje continúan la fiesta hasta que el cuerpo aguante. El ciclo festivo completo de Nuestra Señora de los Ángeles se cierra extraoficialmente al domingo siguiente de la romería durante la llamada festividad del Voto. Aquí, los alajareños vuelven a la peña para ofrecer a su patrona los votos y promesas que vienen elevándose desde que en pleno siglo XIX se atribuyese a la Virgen la extinción de un violento brote de cólera que asolaba a algunas poblaciones del entorno.

Esta fiesta en Alájar es uno de los acontecimientos populares más multitudinarios de la sierra de Aracena, una ocasión perfecta para disfrutar del folclore, la gastronomía, las costumbres y las gentes de esta zona del norte de Huelva.