Castilla la Mancha es una región muy extensa en la que no ha habido una burguesía y nobleza residente que haya acumulado en sus domicilios grandes obras de arte ni muebles de diversas procedencias; la gran mayoría de los objetos que se encuentran en las almonedas y en los anticuarios de Castilla la Mancha son piezas etnológicas, relacionadas sobre todo con las labores del campo, aunque también algunas con la caza y los toros. Los más conocidos anticuarios de Toledo cuentan con toda clase de objetos (muchos objetos de damasquinado toledano, de factura moderna, no confundir con el damasquinado eibarrés de mucho más alto precio), pues cuentan con una amplia afluencia de turistas de todo el mundo, y hay bastantes residentes en Madrid con segundas residencias en la provincia. Una segunda ciudad con muchos anticuarios es Albacete, rica provincia con importante actividad cinegética y taurina. Otras localidades castellano- manchegas con almonedas orientadas a los turistas madrileños son la de Atienza y Almagro, y las de Tarancón y Cuenca. Es muy habitual que los coleccionistas y almonedistas de Castilla la Mancha acudan los domingos al mercado de El Rastro en Madrid, donde suelen vender muchos de sus artículos.

A continuación hay un directorio con los principales almonedistas y anticuarios de Castilla la Mancha.

ALBACETE
CIUDAD REAL
CUENCA
GUADALAJARA
TOLEDO

Imagen principal: Monica Arellano-Onpin