Hay una gran variedad de modalidades entre los anticuarios de Asturias. Su variedad es el marco ideal para pasear y disfrutar por los mercadillos que recorren su geografía, muchos de ellos al aire libre, aumentando más si cabe su atractivo del proceso de caza de piezas interesantes. En estos mercadillos uno puede encontrar de todo y abastecerse de lo esencial, pero también es el lugar idóneo para darse un capricho y encontrar piezas singulares… El Rastro de Gijón o el mercado de Ribadesella son buen ejemplo de ello. El Rastro de Gijón es un mercadillo de referencia donde se pueden encontrar productos con tara o fuera de temporada, excedentes y antigüedades, y brujulear cada semana por el mercado de Ribadesella, por sus puestos de ropa, de utensilios, de libros, flores y antigüedades es siempre un placer.

La Feria desembalaje de antigüedades de Asturias se celebra en la ciudad de Gijón desde hace quince años con la exposición de antigüedades de todo tipo, un lugar de encuentro perfecto para los amantes y profesionales de estos artículos.

Los entusiastas de los anticuarios en Asturias también tienen varios lugares donde acudir a comprar, a asesorarse o a restaurar sus antigüedades. Por ejemplo Antigüedades Potes, donde encontrarás piezas de colección, objetos antiguos, relojes, radios, muebles rústicos de varios estilos y épocas y taller de restauración propio; o Antigüedades Iván Blanco especializados en pintura, escultura, muebles y objetos de vitrina y tienen también taller de restauración de madera. El Lazareto es otro anticuario especializado, en éste caso en relojes antiguos.

A continuación detallamos los principales anticuarios de Asturias:

ASTURIAS

Imagen principal: Razy Marysol Machay